Vida

Bajofondo mostrará su mixtura psicodelica del tango, candombe y electrónica en el Ópera

Bajofondo mostrará su mixtura psicodelica del tango, candombe y electrónica en el Ópera

El grupo Bajofondo, liderado por Gustavo Santaolalla, presentará este viernes en el teatro Ópera su nuevo disco "Aura" en el que a los característicos sonidos del combo se sumaron candombe y soul, todo con un enfoque psicodélico, además de la inspiración en la obra del pintor y escultor rioplatense Benjamín Solari Parravicini.

El colectivo formado por Gustavo Santaolalla, Juan Campodónico, Luciano Supervielle, Javier Casalla, Martín Ferres, Gabriel Casacuberta, Verónica Loza y Adrián Sosa, presentará sus nuevas composiciones junto a un grupo de cuerdas dirigidas por Alejandro Terán.

En diálogo con Télam, Santaolalla y Campodónico revelaron detalles sobre el nuevo trabajo del grupo:


-¿Cómo surge "Aura"?

Santaolalla:
-Hace mucho tiempo que andábamos con ganas de compartir algunas ideas, considerando que ya tenemos un lenguaje que nos permite amoldar cualquier género sin dejar de ser Bajofondo. Y este álbum era el momento propicio. También queríamos aventurarnos musicalmente en otras direcciones, pese a que siempre fue muy ecléctica la banda. De hecho, el álbum anterior, que es uno doble, pasa por montones de cosas: música clásica, jazz, progresiva, soul. El tema de la psicodelia también está muy presente ahora. Esa es la base, nos juntamos cinco días en el estudio de Juan y de ahí salió el embrión de "Aura".

-¿Cómo fue sumar, quizás como nunca antes, esa veta candombe, percusiones y hasta arreglo de voces?

Campodónico: -Fue un proceso súper interesante. Aportando un poco a lo que estaba diciendo Gus, los discos anteriores eran algo más diseñados. Como que los diseñábamos y después los tocábamos, y acá hicimos exactamente al revés. Primero nos juntamos, tocamos en el mismo cuarto cada uno, improvisamos y después sobre eso diseñamos un poquito. Tiene un espíritu muy libre, muy de inmediatez.

-¿Qué diferente tienen estas cuerdas respecto de murgas o grupos de carnaval?

Campodónico: -Siempre nos basamos en la música rioplatense y el candombe pero nunca habíamos hecho un tema que tuviera tambores en vivo. Y conectamos con Cuareim 1080, que es una comparsa tradicional del candombe montevideano. Los que tocaron ahora son los chiquilines veinteañeros de la nueva generación. Pero los abuelos de estos chiquilines son los que tocaban con Romeo Gavioli y otros clásicos de la murga uruguaya. Nunca habíamos hecho un tema con tambores y de ahí salió "Solari Yacumenza", el tema que abre el disco y que justamente tiene un mensaje.

Santaolalla: -También aparece la figura de Solari Parravicini, esta suerte de 'Nostradamus argentino' que tenía estas visiones y las traducía en psicografías que eran dibujos y mensajes que recibía de otros planos.

-¿Cuándo aparece Solari Parravicini?

Santaolalla: -Antes de grabar cada tema leía una de sus profecías. Dos quedaron en el disco, la de Solari Yacumenza y la del Origen del Sol. El tema se llama "Solari Yacumenza" por Solari Parravicini y porque Yacumenza es una frase que usan mucho los candomberos al empezar, “Ya comienza”, que engancha con lo de Aura y la energía. Por todo eso hablamos de la psicodelia.

Campodónico: -El sonido y la manera de hacer la música de Bajofondo es una búsqueda de expandir nuestros propios límites. No solamente tener libertad a la hora de gestar y de improvisar, sino también con un estilo. Tenemos géneros del Río de la Plata pero de repente hay algo más andino como el sol y elementos ligados al folklore. Es como que se amplió nuestra paleta estilística. Es un disco bien distinto pero también muy Bajofondo. 

Santaolalla: Definitivamente, parte del sonido de Bajofondo tiene que ver con esas grandes orquestas del Río de la Plata. Hay como constantes. Por ejemplo, el hecho de que nuevamente en este disco tenemos un sample de Eduardo Rovira. Admiramos mucho a Piazzolla, claro, pero Rovira ha sido un gran inspirador. Un tipo genial y de gran calibre y no conocido como lo merece. En este álbum, la parte de Rovira está en la cueca. Porque Rovira no solo hacía tango, también hacía folklore. Tiene un álbum increíble que se llama “Sónico” que grabó con bandoneón eléctrico, guitarra eléctrica y bajo eléctrico.