Vida

Cómo es el protocolo para que vuelva la actividad al Autódromo porteño, un gigante dormido por el coronavirus

Cómo es el protocolo para que vuelva la actividad al Autódromo porteño, un gigante dormido por el coronavirus

El automovilismo puede ser considerado un deporte individual, más allá de que poner un auto sobre la pista sea un trabajo de equipo. Y como este tipo de actividad está prevista en la segunda de las seis etapas que el Gobierno porteño pensó para reactivar la Ciudad, el Autódromo porteño, llamado Oscar y Juan Gálvez, podría despertar de su letargo de más de 130 días de cuarentena​ en poco tiempo más.

Como el resto de las aperturas planteadas para la etapa 2 en la Ciudad, la decisión depende de la evolución de los contagios y de la ocupación de las camas. Pero también, de los acuerdos que el Gobierno porteño, que ofrece argumentos para seguir sumando actividades, haga con el de la Provincia de Buenos Aires, en una situación más compleja, y con el presidente Alberto Fernández.

Lo que se sabe es que, pese a que no hay fecha, el Gálvez, un ícono de la Ciudad, se está preparando para que los motores vuelvan a rugir. Esta semana hubo un encuentro entre el presidente de la Asocación Argentina de Volantes (AAV), el ex corredor Juan María Traverso, y el vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli.

"El automovilismo es mucho más que un deporte, es una industria que da trabajo a mucha gente no sólo en la Ciudad, sino también en el interior. Por eso es importante realizar un trabajo serio que permita su puesta en marcha lo antes posible, pero siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan y priorizando la salud de la gente", sostuvo el funcionario.

El autódromo de Buenos Aires con tribunas llenas en una carrera de Super TC 2000. Una postal que demorará en repetirse.

El autódromo de Buenos Aires con tribunas llenas en una carrera de Super TC 2000. Una postal que demorará en repetirse.

Por su popularidad y tradición, el automovilismo está posicionado en segundo lugar detrás del fútbol e impacta directa e indirectamente en 55 mil familias argentinas, por un total de $7.130 millones anuales.

En la Ciudad y sus alrededores hay cientos de equipos de las distintas categorías, entre las que se destacan las más importantes y populares, como el Turismo Carretera, el Super TC 2.000 y el Top Race.

Muchos necesitan la pista del autódromo para probar las máquinas y comenzar a prepararlas para cuando se rehabiliten las carreras.

Plan integral y gradual de puesta en marcha de la Ciudad

Para las pruebas, todo el personal sanitario a cargo del operativo estará provisto de un kit conformado de alcohol en gel, jabón para manos, toallas, guantes descartables, bolsas plásticas para residuos y cloro, entre otros productos de higiene.

Estarán uniformados con mameluco overol impermeable, cubrebocas y máscaras reglamentarias. Dichos uniformes pasarán por un operativo sanitizante diariamente, que consiste en desinfecciones antes del inicio de la actividad.

El uso del cubreboca dentro del predio será obligatorio y a quienes ingresen se les tomará la temperatura. Además, pasarán por un proceso de desinfección de zapatos (con rociador y sobre una superficie embebida en líquido).

Se unificará el acceso de vehículos, y habrá un ingreso peatonal a través del túnel, donde se implementará un sistema sanitizante.

Además, los espacios internos serán desinfectados diariamente, antes del inicio de la actividad y una vez en el transcurso del día. Los espacios externos también tendrán desinfección periódica, que se hará a través de los móviles hidrantes que tiene la AAV.

Las carreras

El protocolo para las carreras contempla la descentralización de la zona de boxes, que será sólo para los integrantes esenciales de los equipos de competición, donde no podrán estar más de 5 personas por auto de carrera (piloto incluido). En el sector estará prohibida la permanencia de camiones, motorhomes o casillas. Sólo podrá haber un vehículo por equipo, mientras que todo el despliegue del equipamiento se trasladará a un lugar distinto, más amplio, denominado “zona 1”, que es donde funcionaba un estacionamiento para el público.

Los integrantes de los equipos tendrán espacios delimitados y no podrán entremezclarse ni salir de esas burbujas individuales. Cada grupo deberá asegurar su alimentación a través de viandas. No habrá delivery ni permisos para salir a comprar insumos durante el fin de semana de las competencias.

Preparan el autódromo para el regreso de las pruebas de pista. Para las carreras habrá que esperar más tiempo.

Preparan el autódromo para el regreso de las pruebas de pista. Para las carreras habrá que esperar más tiempo.

En otros sectores donde se prevé que haya gente, debe asegurarse un mínimo de 2 metros entre personas. En la Sala de Prensa el máximo será de 20, en la torre de cronometraje y en el Race Control no podrá haber más de cinco, mientras que a la ceremonia del podio sólo podrán asistir los tres pilotos vencedores más dos autoridades. Todos deberán usar tapaboca de manera obligatoria. La reunión previa de pilotos será virtual.

El servicio de gomería será provisto únicamente en las instalaciones previstas para tal fin, prohibiendo el acceso a servicios móviles externos. Funcionará bajo un sistema de take away, entregan la mercadería, se van y cuando están listas informan y la pasan a retirar.

SC