Vida

Con su primer papel dramático, Laurita Fernández empieza a convertirse en Laura

Con su primer papel dramático, Laurita Fernández empieza a convertirse en Laura

Primero fue la bailarina, partenaire de las estrellas que pasaban por la pista de ShowMatch (El Trece). Después, subió un escalón en el rubro "famosa" por ser la novia de Federico Hoppe, el productor del ciclo de Marcelo Tinelli. Laurita Fernández gastó la pista de tanto bailar y siempre se lució.

Un poco antes y en el medio, se la vio en el reality Combate, primero como participante, desplegando destreza física y después como conductora. Pero su gran desempeño con la danza le abrió las puertas para seguir participando durante varias temporadas en ShowMatch, donde su presencia se hizo habitual. En ese momento, a la par del baile, se le sumó un perfil mediático como novia de Federico Bal, con muchas idas y vueltas, escándalos y tapas de revistas hasta la separación.

Pero a fuerza de trabajo y talento, Laurita se ganó un lugar como reemplazante de Griselda Siciliani en la comedia musical Sugar. Contra los prejuicios y los ninguneos (Susana Giménez, una de las productoras de la obra, aseguró no saber quién era cuando la consultaron por el reemplazo de Siciliani), ella se subió al escenario y demostró lo suyo.

"Inconvivencia". La serie con Laurita Fernández y Tomás Fonzi también se puede ver por Flow.

"Inconvivencia". La serie con Laurita Fernández y Tomás Fonzi también se puede ver por Flow.

Laurita la rompió en Sugar y estuvo a la altura de las circunstancias: a sus dotes ya conocidas como bailarina, también demostró que podía cantar (y bien) y desenvolverse como comediante en una pieza que tenía la marca de grandes nombres (Marilyn Monroe en el cine, Susana Giménez en los '80 y la reciente Griselda).

La rubia aportó lo suyo y siguió adelante. Sugar no sólo le trajo el primer reconocimiento más allá del Bailando sino que además, la unió a un nuevo amor: Nicolás Cabré. El actor, que venía de varias rupturas sentimentales y con una relación tensa con la prensa, con Laurita declaró abiertamente su amor (que ya lleva más de un año) y mejoró su vínculo con los medios.

La pareja (por la que muchos no apostaban demasiado) se animó a ir por más y este año unieron trabajo y amor, compartiendo una vez más el escenario del Lola Membrives, con la obra Departamento de soltero (una remake de la película que protagonizaron Jack Lemmon y Shirley Mac Laine).

De nuevo, su frescura demostró ser ideal para el timing de la comedia. Pero Laurita (nacida como Laura Inés y que en pocos días más cumplirá 29 años) no se conformó con eso. Y de la comedia naif pasó al drama con Inconvivencia.

En la miniserie que va jueves y viernes a las 23.30 por Telefe (también disponible en Flow), Laurita comparte elenco con Tomás Fonzi. Ahí es Carolina, una psicóloga que recién se está abriendo paso en su profesión y que afronta una crisis de pareja con su novio, interpretado por Fonzi.

Una vez más, la interpretación de Laurita sorprendió para bien a muchos. Y eso se notó en las redes sociales que, en el primer episodio de la serie, destacaban los matices dramáticos de su personaje.

Carolina tiene dudas, se cuestiona su trabajo, su relación con su pareja, con su madre (rol a cargo de Cristina Banegas), se deja llevar y le es infiel a su novio con un paciente (interpretado por Luciano Cáceres). Todas cuestiones que requieren de sutileza y profundidad en la actuación y que Laurita le otorga con mucha verosimilitud a su personaje.

Ya completamente alejada de aquella chica que podía lucirse en cualquier ritmo en el Bailando, pareciera que para la actuación también tiene margen como para moverse con bastante naturalidad y soltura entre la comedia naif y el drama cotidiano.

En Inconvivencia, el peso del relato está sobre su protagónico. No sólo porque es quien relata en off lo que sucede en el contexto de la trama, sino porque su personaje desata sus propios conflictos y se planta con solvencia frente a los ajenos.

A Laurita le queda un largo camino por delante, quién sabe con qué desafíos. Pero a esta altura, ¿no sería hora de llamarla Laura?

WD

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

  • Laurita Fernández

  • Televisión

  • Spot

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.