Vida

Dos hermanas buscarán bajar de peso frente a las cámaras de TV

Dos hermanas buscarán bajar de peso frente a las cámaras de TV

Este lunes 3 de agosto, a las 21, Discovery Home & Health estrenará el programa Kilos mortales: las hermanas Slaton, un reality en el que Amy y Tammy tratarán de perder peso para someterse a la cirugía bariátrica que les permitirá tener una vida saludable.

Oriundas de Kentucky, en los Estados Unidos, las hermanas ya han compartido en YouTube con sus admiradores muchos momentos de sus vidas y, en especial, los de los tratamientos que han encarado contra la obesidad.

Ahora, y tal como explica la producción del programa, “entre ambas llevan la balanza a los 458 kilos y se enfrentan a su mayor desafío”.

Amy, de 31 años, con su flamante esposo.

Amy, de 31 años, con su flamante esposo.

Amy, de 31 años, quiere formar una familia (acaba de casarse), pero tiene problemas para quedar embarazada debido a su peso.

A su vez, Tammy, de 32, necesita ayuda con las tareas cotidianas y tuvo que mudarse con su hermana y su flamante marido después de su última estadía en el hospital. Entre otras cuestiones, sueña con poder vivir sola y encontrar pareja.

Tammy se fue a vivir con Amy y su marido.

Tammy se fue a vivir con Amy y su marido.

Con 184 y 274 kilos, respectivamente, Amy y Tammy tendrán que perder peso antes de conseguir la aprobación para la cirugía que, según como aseguran los especialistas, "les cambiará la vida".

Así, esta nueva serie las sigue en cada paso de ese esforzado camino, por ejemplo, en los encuentros con el médico, que les recomienda comer sano y hacer actividad física.

Las chicas se lo toman con mucho humor, sobre todo, cuando prueban algún ejercicio para mover el cuerpo o cuando se ven obligadas a dejar las golosinas.

La movilidad limitada de Tammy la obliga a confiar en Amy más de lo que a ella le gustaría, y eso aumenta la tensión que ya existe entre ambas sólo porque viven bajo el mismo techo.

Salvo por las visitas al médico, Tammy no ha salido de su casa en seis años, y el aislamiento la ha afectado profundamente, en su parte física y emocional.

Con muchas ganas de conectarse con la gente, las hermanas crearon un canal de YouTube en el que publican videos divertidos y documentan sus vidas.

Sin embargo, detrás de todos esos chistes, las hermanas saben que deben tomarse en serio la pérdida de peso, porque las consecuencias podrían ser graves.

SL