Vida

El casamiento de doña Rana: entre piolines y banda sonora

El casamiento de doña Rana: entre piolines y banda sonora

Los clásicos no fallan y el coro De sembrar y la Operita para títeres lo saben. Las compañías se juntaron para acercarle a los chicos una obra con una narración tradicional pero con una vuelta de tuerca. El casamiento de doña Rana tiene títeres, un coro de chicos y una banda en vivo.

La obra transcurre justamente en el día de la ceremonia. Pero antes de poder sellar su amor con su novio el Sapo, la Rana desaparece. Todos los animales del pantano van a tratar de saber qué pasó y hacer todo lo posible para que los enamorados se vuelvan a encontrar.

La historia fue escrita por Javier Villafañe, un autor que tiene una gran influencia en el ámbito de los personajes a piolines.

El casamiento de doña Rana cuenta con música original que será interpretada nada más y nada menos que por un coro de 35 niños que van desde 6 a 13 años. El coro es una ONG que funciona en diferentes barrios como Escobar, Don Torcuato, Bella Vista, Retiro, Vicente Lopez, entre otros.

El casamiento de doña Rana, una obra de títeres infantil con un coro infantil.

El casamiento de doña Rana, una obra de títeres infantil con un coro infantil.

Es la primera vez que el coro De sembrar se une junto a otra compañía para poder hacer un proyecto. "Los chicos están entusiasmadísimos pero fue todo un desafío. Lo visual es tan atractivo que los chicos se distraen con los títeres y a veces nos cuesta que se concentren en el papel de cada uno", explica Mariana Rewerski directora del coro.

El objetivo de este grupo musical es acercarle a los niños canciones tradicionales de nuestro país, las que invitan a la reflexión y nutren a las personas sobre los aspectos de la naturaleza y el respeto a la vida. En tiempos donde tal vez ese tipo de ritmos no son los más elegidos por los jóvenes, los valores del coro se fortalecen.

"La sociedad no ve la necesidad de incursionar a los chicos en la poseía. Todo lo que un niño pequeño recibe con amor le va a gustar, y lo podes nutrir con lo que vos quieras. La gente se sorprende pero los chicos valoran muchísimo los cantos tradicionales porque hablan de cosas que les interesan", explica Rewerski.

Mariana Rewerski, directora del coro Sembrar, en medio de los ensayos para El casamiento de doña Rana.

Mariana Rewerski, directora del coro Sembrar, en medio de los ensayos para El casamiento de doña Rana.

El coro estará acompañado por una banda compuesta de una arpa tradicional africana, una arpa europea, instrumentos de percusión y flautas.

"Para esta obra nosotros elegimos una técnica que a mí me interesa mucho que es con titiritero a la vista. Toda la maquinaria del teatro está a la vista. Aunque el títere es el que capta la atención, el titiritero está presente y el público puede ver la dialéctica entre el actor y el objeto, en donde se arma el personaje", dice Laura Gutman encargada de la puesta en escena.

El coro de El casamiento de doña Rana junto a los títeres.

El coro de El casamiento de doña Rana junto a los títeres.

Al finalizar la pieza teatral, 15 niños recién llegados a la vida coral, ofrecerán un concierto con canciones tradicionales, que se mantienen en la átmosfera del pantano y los animales que lo habitan.

La obra, que está pensada para chicos en edad escolar, se estará presentando el sábado 9 de noviembre en la fundación Beethoven (Avenida Santa Fe 1452) a las 17. Las entradas se consiguen a través de Al Alternativa Teatral a $150 y menores de 7 años $50.