Vida

Frontera Verde: un atractivo policial en medio de la selva amazónica

Frontera Verde: un atractivo policial en medio de la selva amazónica

Frontera Verde arranca muy bien, mostrando un escenario impactante y rico (en varios aspectos) que no suele verse en grandes producciones: la selva amazónica. La cámara se sumerge entre todo tipo de flora y fauna del inhóspito territorio para "encontrar" los cuerpos sin vida de cuatro mujeres, pertenecientes a una comunidad religiosa.

Así arranca Frontera Verde, serie policial noir (aunque aquí el color que predomina es el verde), original de Netflix, que rápidamente capta la atención con una investigación que, capítulo a capítulo (8 episodios de 45 minutos aproximadamente), va sumando atractivos ingredientes, incluso sobrenaturales.

Hasta la localidad de Puerto Manigua, Leticia, Colombia, allí donde las motos y las lanchas por los distintos ríos son el transporte más común, y no hay control alguno para cruzar la frontera a Brasil, llega desde Bogotá la detective Helena Poveda (Juana del Río), cuyo pasado está atado a la selva.

Ella es la encargada de investigar los femicidios, a los que rápidamente se le suma un nuevo cadáver: esta vez de una joven indígena que no presenta signos de envejecimiento. Helena, que a la par también va descubriendo cómo su propia historia familiar se conecta con el caso, sólo cuenta con el apoyo del policía Reynaldo Bueno (Nelson Camayo), un indígena expulsado de su comunidad, frente a la desidia de la policía local.

La actriz Juana del Río, quien interpreta a la detective Helena Poveda, es la protagonista de "Frontera Verde", serie de Netflix.

La actriz Juana del Río, quien interpreta a la detective Helena Poveda, es la protagonista de "Frontera Verde", serie de Netflix.

La presencia de distintas comunidades indígenas, algunas llamadas "No contactadas" por el Gobierno colombiano, es un gran punto a favor de Frontera Verde, que suma veracidad en la historia al haber sido rodada en escenarios naturales, usar los lenguajes autóctonos (como el el Tikuna y el Huitoto) y estar interpretada por actores indígenas.

Yua (Miguel Dionisio Ramos) y Ushë (Ángela Cano), el primero perteneciente a los Arupani y la segunda, a los Mananuc, son dos personajes que le dan otra dimensión a la historia. Ambos son los protectores de la selva, que se ve amenazada ambientalmente -y también de forma espiritual- por la presencia de narcos, madereros ilegales y un llamado "demonio blanco".

Yua (Miguel Dionisio Ramos) y Ushë (Ángela Cano), dos personajes claves de "Frontera Verde" (Netflix).

Yua (Miguel Dionisio Ramos) y Ushë (Ángela Cano), dos personajes claves de "Frontera Verde" (Netflix).

El choque entre la cultura y las leyes occidentales contra la de las distintas comunidades (cada una con sus propias tradiciones y mitologías) resulta inevitable, por más que las intenciones de ambos lados sean buenas. Un ejemplo claro es la lucha por el cuerpo de la indígena asesinada, que Helena desea trasladar a la morgue para realizar una autopsia, pero la comunidad a la que pertenecía desea cremar para despedirla con sus costumbres.

Ciro Guerra, realizador de El abrazo de la serpiente (2015), primer filme de Colombia nominado al Oscar y que también transcurre en el Amazonas, se encarga de la dirección del primer capítulo y resulta un sello de calidad para Frontera Verde, que cuenta con producción de Dynamo, responsable de Narcos, la ficción latinoamericana más exitosa de Netflix.

¿Por qué sí?

​Con el género policial como telón de fondo, la serie cruza ingredientes de otros registros, como los toques sobrenaturales.

La ficha

Calificación: Muy buena.

Género: Policial y suspenso. Con: Juana del Río, Nelson Camayo, Ángela Cano y Miguel Dionisio Ramos. Dirección: Ciro Guerra, Laura Mora y Jacques Toulemonde Vida. Creación: Diego Ramírez Schrempp, Mauricio Leiva-Cock y Jenny Ceballos. Emisión: Los 8 capítulos están disponible en Netflix.