Vida

Ganó un taxi en el programa de Guido Kaczka y emocionó a todos: "Mi vida es una lucha diaria, sola con mis dos hijos"

Ganó un taxi en el programa de Guido Kaczka y emocionó a todos:

Un nuevo momento de plena emoción se vivió este miércoles en "Bienvenidos a Bordo", el programa de Guido Kaczka. Karina Quinteros, una mujer que vive sola con sus dos hijos, tuvo un guiño del azar en las ruletas y se ganó un taxi 0 kilómetro y la licencia. "Mi vida es una lucha diaria", dijo ante las lágrimas propias, las del conductor de El Trece y las de los invitados.

Nueve días después, se repitió la historia de Rubén, el hombre que se llevó el primer taxi que repartió el envío de Kaczka. Y como en aquella oportunidad, el estudio --distancia social mediante-- fue pura emoción.

Karina se subió tímida y algo temerosa a la tarima en que la esperaban las tres ruletas. Sus dos hijos, Brian (19 años) y Maximiliano (21), la habían anotado para participar y, de una vez por todas, tener sus propias llaves.

Se autodefinió como obsesiva de "la limpieza y el orden". Justamente, el orden la ayudó este miércoles para conseguir una escalera ascendente: en el primer lanzamiento sacó un 6, en el segundo un 7 y, al final, en el tercero el desató el festejo de todos.

Cordobesa, de Capilla del Monte, llegó hace casi cinco años a Buenos Aires. "Hace apenas meses, un año, que manejo el taxi", dijo Karina, que todavía se pierde en las calles porteñas y bonaerenses.

Karina Quinteros ganó un taxi 0 kilómetro y una licencia en "Bienvenidos a bordo", el programa de Guido Kaczka. Foto Captura ElTreceTV

Karina Quinteros ganó un taxi 0 kilómetro y una licencia en "Bienvenidos a bordo", el programa de Guido Kaczka. Foto Captura ElTreceTV

"¿Qué te agarró por el taxi?", preguntó Guido. "La necesidad de trabajar", respondió la mujer, que era ama de casa hasta que recibió el ofrecimiento para tomar el volante.

Contó que la propuesta se la hizo Eduardo, "un gran amigo" y chofer de larga distancia, también cordobés. Ahora pasa entre 10 y 12 horas por día en el taxi. "En esta pandemia, Eduardo me ayudó mucho, estoy eternamente agradecida", reconoció.

De vuelta en el juego, arriesgó que sacaría el número 7 en la primera ruleta. Por centímetros no acertó. Como salió el 6, necesitaba un 5, un 8 o la leyenda "Libre" para seguir en camino. La ruleta se detuvo en el 7. Y subió la música de suspenso.

Ahora precisaba un 8 o la bandera negra y amarilla para llegar a destino. "El 8 (de marzo) es el día de mi cumpleaños", acotó Karina hacia la mitad del programa, ahora mucho más cómoda frente a cámara.

Malabarista, Guido mantuvo la expectativa casi una hora. Pasaron los juegos. Pasaron Hernán Drago, Juli Puente, Emiliano Rella e Iliana Calabró y los taxistas que probaron suerte en los otros juegos. Todos los ojos, sin embargo, miraban a un costado, donde esperaba Karina.

La salida de Karina Quinteros, en su taxi alquilado. Tras su paso por "Bienvenidos a dordo", será propietaria. Foto Captura ElTreceTV

La salida de Karina Quinteros, en su taxi alquilado. Tras su paso por "Bienvenidos a dordo", será propietaria. Foto Captura ElTreceTV

Sobre el final, después de varios amagues, llegó su momento. Tiró. La ruleta dio dos vueltas y comenzó a perder fuerza. Pasó el 10 con mucho trabajo y el 9 siguió como pidiendo permiso. La púa bailoteó en el 8 unos instantes y, cuando parecía que saltaba al 7 con el último suspiro, se detuvo en el casillero señalado.

Karina se tomó la cabeza. No pudo contener las lágrimas. Guido estalló de alegría. Repasaron el lanzamiento varias veces y en cada una pareció que la púa iba a traicionarla. Pero la historia ya estaba escrita.

"No lo puedo creer. Estoy feliz. porque es una lucha diaria, sola y con los dos chicos. No tenés idea lo bien que me viene", le dijo Karina a Guido.

Entonces le echó su primera mirada de dueña al auto 0 kilómetro, dejó el estudio y, acompañada por el conductor del programa y los invitados, se subió --acaso por última vez-- al taxi alquilado.

AGE