Vida

La muerte de Cameron Boyce: las otras tragedias de las jóvenes estrellas de Disney

La muerte de Cameron Boyce: las otras tragedias de las jóvenes estrellas de Disney

Cameron Boyce murió este sábado a los 20 años, debido a “una enfermedad por la que estaba siendo tratado”. Pero no fue la primera estrella de Disney que falleció tan joven.

Cameron Boyce.

Cameron Boyce.

Gracias a películas como Canción del sur y La isla del tesoro, Bobby Driscoll era una de las figuras de la productora cinematográfica en los años '40.

En 1956, sin embargo, y con apenas 19 años, fue detenido por tenencia de marihuana y ese mismo año se fugó a México con su novia para casarse.

Su adicción a las drogas lo llevó a cumplir una sentencia en prisión y también fue internado en un centro de rehabilitación.

Luego, el 30 de marzo de 1968, su cuerpo fue encontrado sin vida en una casa deshabitada en Nueva York.

En un principio, como no fue identificado, se lo enterró en una tumba para indigentes. Sólo hasta que su madre pidió ayuda a Disney, a finales de 1969, se supo que eran sus restos.

 A los 31 años, su causa de muerte había sido un infarto derivado de su consumo de sustancias.

A Matthew Garber, a su vez, se lo conoció por su papel de Michael Banks en Mary Poppins, aunque antes había participado en Las tres vidas de Thomasina.

Su vida terminó de manera trágica a los 21 años (en junio de 1977) por una pancreatitis derivada de la hepatitis que contrajo en la India.

Su familia negó que la muerte de Matthew haya estado relacionada con el consumo de drogas.

En 2004 recibió de manera póstuma el título de "Leyenda Disney".

Bridgette Andersen apareció en The Parent Trap II, que se estrenó en Disney Channel en julio de 1986.

En aquel momento su currículum ya incluía títulos como Savannah Smiles y A summer to remember, pero una vez que llegó su adolescencia, a la actriz le fue muy difícil conseguir trabajo.

En 1997, a los 21 años, murió por una sobredosis de opioides.

Jonathan Brandis le puso su voz al personaje de Mozenrath en Aladdin’s Arabian Adventures: Magic Makers, producción de Disney.

Luego, la falta de empleo le provocó una fuerte depresión, y eso lo llevó a intentar colgarse en su casa en noviembre de 2003.

Aunque un amigo llamó a los servicios de emergencias y fue trasladado a un hospital, el actor falleció horas después, a los 27 años.

Brad Renfro.

Brad Renfro.

Brad Renfro fue parte de la película Tom and Huck, de Disney, en 1995. Parecía una de las grandes promesas de Hollywood, pero a los 16 años (en 1998) fue detenido por posesión de cocaína y marihuana.

En los años siguientes tuvo varios problemas por consumo de sustancias y en enero de 2008 fue encontrado muerto en su departamento de Los Angeles. Falleció por una sobredosis de morfina y heroína.

Lee Thompson Young se hizo conocido por su trabajo en la serie The Famous Jett Jackson, de Disney Channel, y para Disney también protagonizó la película Johnny Tsunami, en 1999.

Después sumó algunas participaciones especiales en series y otras películas, pero el 19 de agosto de 2013 fue encontrado muerto en su departamento de Los Angeles. Se había suicidado.

Lee Thompson Young.

Lee Thompson Young.

El actor había sido diagnosticado con trastorno bipolar. Por eso tomaba medicamentos. Antes de su muerte (a los 29 años) había sufrido depresión.

Marque Lynche fue miembro del Club de Mickey Mouse en los años '90, la misma época en la que aparecieron en el programa Britney Spears, Justin Timberlake, Ryan Gosling y Christina Aguilera.

Intentó seguir con su carrera pero no tuvo el mismo éxito que sus compañeros. En diciembre de 2015 fue encontrado sin vida en su departamento de Nueva York. Tenía 34 años. Meses después se supo que el actor sufría alcoholismo.

Michael Galeota se dio a conocer en la serie The Jersey, de Disney Channel, pero después de eso no volvió a tener trabajos destacados.

En enero de 2016 fue encontrado muerto, a los 31 años. Falleció como consecuencia de la hipertensión que padecía y de un problema cardiovascular.

En 2004, Michael Mantenuto se hizo famoso gracias a la película Miracle sobre el jugador de hockey sobre hielo Jack O’Callahan, a quien dio vida Michael.

En su carrera como actor sumó apenas un par de títulos más y después se integró al ejército de los Estados Unidos.

El 24 de abril de 2017, a los 35 años, fue encontrado muerto después de dispararse con un arma de fuego.