Vida

Mirén Remondegui inicia la segunda temporada de su mirada sobre "La Varsovia"

Mirén Remondegui inicia la segunda temporada de su mirada sobre

La directora Mirén Remondegui estrenará este sábado la segunda temporada de su versión de “La Varsovia”, clásico de Patricia Suárez que denuncia una red de prostitución en la primeras décadas del siglo XX en la Argentina con la decisión de “seguir buscando nuevas formas de contar”.

“Así como la ZwiMigdal (la red internacional de trata de mujeres de origen hebreo que operó entonces en el país) ideó múltiples mecanismos para ocultar, con este grupo ideamos múltiples mecanismos para visibilizar y representar”, resaltó Ramondegui durante una entrevista con Télam.

El elenco de “La Varsovia” reúne a las actrices Bela Spatik y Cecilia Lucero, al violinista Leonardo Pérez y al bandoneonista Nicolás Di Bella, más los aportes del cantante Facundo Vallejos y el actor y bailarín Gustavo Cazón.

La puesta de Ramondegui cuenta con asistencia de dirección de Marina Serruya, escenografía y luces de Eva Córdova Estévez, diseño gráfico de Nicolás Ceraso, maquillaje de Camila Acosta y producción de Valeria Ormeño.

La nueva apuesta del conjunto saldrá a escena los sábados de septiembre a las 20 en Teatro Gargantúa (Jorge Newbery 3563, Ciudad de Buenos Aires).


Télam: ¿Cuál es el aporte que hacen a un texto tan emblemático de Patricia Suárez?
Mirén Remondegui: A la hora de investigar sobre el contexto histórico y los antecedentes de la trata de personas por la ZwiMigdal, nos topamos con la figura de Raquel Libermann, a partir de quien fuimos moldeando nuestra concepción del personaje de Rachela y gracias a ella pudimos pensar una forma de romper con la competencia generada entre las propias esclavas sexuales. Nuestro aporte principal radica en profundizar sobre la relación entre las dos protagonistas, entendiendo que en el mercado de la prostitución forzada no hay blancos ni negros, hay grises en su mayoría y para ello tuvimos que hacerle bastantes modificaciones al libreto original, con el previo permiso de Patricia. Entendemos que la competencia entre mujeres es la consecuencia de un sistema opresor que busca enfrentarlas para evitar la unión y la consiguiente sublevación.