Vida

Murió Lyle Mays: adiós a un artista revolucionario

Murió Lyle Mays: adiós a un artista revolucionario

El tecladista y compositor Lyle Mays, un músico creativo y un verdadero innovador dentro del jazz contemporáneo, falleció el lunes 10, en Los Ángeles. Su familia dio a conocer la noticia de su muerte en un mensaje donde aclaran que Mays "dio una larga batalla a una enfermedad recurrente". Tenía 66 años.

Dentro de su carrera artística, una parte importantísima la hizo como cofundador en los setenta del Pat Metheny Group, una propuesta revolucionaria con la que cosechó 11 premios Grammy. "Lyle fue uno de los mejores músicos que he conocido. En más de 30 años, cada momento musical que compartimos fue especial. Desde las primeras notas que tocamos juntos tuvimos un vínculo inmediato. Su amplia inteligencia y sabiduría musical revelaron cada aspecto de todo lo que valía en todos los sentidos. Lo extrañaré con todo mi corazón", fue la sentida despedida del guitarrista.

Mays nació en Wausaukee, Wisconsin, el 27 de noviembre de 1953, dentro de una familia de músicos, su madre era pianista y su padre guitarrista. Con apenas cuatro años ya tocaba el órgano y a los 14 era el organista en la iglesia de su localidad; en su adolescencia tenía cuatro intereses básicos: ajedrez, matemática, arquitectura y música y confesaba que el álbum “Bill Evans At The Montreux Jazz Festival” y “Filles of Kilimanjaro”, de Miles Davis (ambos de 1968) fueron centrales en su formación como músico de jazz.

Lyle Mans

Lyle Mans

Tras una gira como pianista de la orquesta de Woody Herman, Mays, con 23 años, se unió a Metheny para fundar el Pat Metheny Group, con quien compartió su interés por una música basada sobre una fuerte presencia de la composición y arreglos.

Mays era un tecladista capaz de generar solos extensos y hasta épicos pero nunca como una declaración individual sino como parte de una construcción musical; tanto el tecladista como Metheny (y en este aspecto es imposible separarlos) generaron un estilo especialmente sofisticado emparentado con el jazz rock. Desde este proyecto conjunto con Metheny, Mays logró expresar una estética sonora del medio oeste norteamericano donde fusionaban el folk-rock y el country con el jazz posterior a los años sesenta. Quizás la mejor descripción de esta propuesta es el haber creado el sonido de pradera. Discos como “American Garage” (1978), “As Falls Wichita, So Falls Wichita Falls” un poema tonal (1981) y “Travels” (1983) fueron fieles reflejos de esta corriente.

También fue parte central en la evolución de Metheny Group cuando comenzaron con el guitarrista a incorporar ritmos y melodías de Sudamérica, en especial de Brasil y la Argentina; fue Mays quien reordenó esos elementos para alcanzar una fusión hemisférica sin igual que abrazaba el norte con el sur y que hizo inmensamente popular a la banda.

Mays escribió una música en aquel tiempo de una rítmica y un lirismo vibrante que consiguió darle a la frase “música americana” su verdadera acepción en contra de la llamada música americana, realizada en los Estados Unidos. Discos como “First Circle” (1984), “Still Life” (1987) o “Letter From Home (1989) son ejemplos de esta búsqueda en la que gracias a la electrónica tanto Mays como Metheny se sacaron de encima la tendencia neoclásica del jazz de los ochenta y los noventa y nos recordó que el jazz rock, que parecía agonizar, podía seguir evolucionando en las manos correctas. Su estilo innovador no conoció fronteras, mientras que en 1998, Metheny Group ganó un Grammy como Mejor Interpretación Instrumental de Rock por “The Root Of Coincidence”, en 2005, ganó otro Grammy como Mejor Álbum de Jazz Contemporáneo por “The Way Up”.

Mays tiene 17 discos con Pat Metheny en grupo y en dúo y cuatro exquisitos álbumes solistas que muestran la diversidad de sus intereses; mientras que “Lyle Mays” (1984) y “Street Dreams” (1986) reflejan una continuidad de su trabajo con Metheny Group, en “Fictionary” (1993) regresa al jazz moderno con Marc Johnson en contrabajo y Jack DeJhonette en batería; su cuarto trabajo es de piano solo basado en improvisaciones “Improvisation for Expanded Piano” (2000). Participó como sideman con Joni Mitchell y Rickie Lee Jones y como invitado de los Earth Wind & Fire.

En 2016, en una entrevista para la revista Jazziz, dijo que trabajaba como gerente de software.