Vida

Regreso "minimalista" para los clásicos Violent Femmes

Regreso

El cuarteto estadounidense Violent Femmes va a cumplir 40 años de trayectoria y lo festeja con la salida de "Hotel Last Resort", su nuevo disco en el que presenta un trabajo "minimalista", grabado en "tan sólo cinco días".

"Fue una experiencia alegre escuchar nuevas canciones de Gordon (Gano), escucharlas, improvisar arreglos en vivo y luego hacer algunas sobregrabaciones. Fue como hacer un álbum de jazz o blues, muy espontáneo", dijo a Télam el bajista Brian Ritchie.

Fue como hacer un álbum de jazz o blues, muy espontáneo


Brian Ritchie
"Hotel Last Resort" es un disco que reivindica en todo sentido el espíritu y trayectoria de Violent Femmes. Lejos de los álbumes modernos con seis o siete canciones, el trabajo del cuarteto de Wisconsin trae 13 temas en los que la electrónica y los plug ins se encuentran fuera del marco.

Es esa extraña y llamativa mezcla de country folk con punk rock que los caracterizó desde 1980 lo que los mantiene vigente, con una frescura que los hace parecer un grupo de adolescentes, pero con la experiencia de cuatro décadas sobre las tablas.

"Armamos esto como un formato de álbum clásico, donde nos gustaría que la gente escuchara de principio a fin. Así es como crecimos nosotros. Pero eso fue solo después de que grabamos las canciones. Cuando las escuchamos una por una, sabíamos que podíamos construir un viaje musical para los oyentes al viejo estilo", explicó Ritchie.



Télam: Siempre se relacionó a la banda con canciones sobre la "frustración adolescente", ¿está de acuerdo?
Brian Ritchie: Nuestro primer álbum enfatizó la angustia de los adolescentes, pero desde entonces hemos abordado la religión, la política, la depresión, la ira y muchos otros temas y emociones diferentes. Sí, la actitud adolescente nos ayudó a comenzar, pero hemos pasado a temas más universales y eternos. Nos gusta la variedad.

T: Luego de 39 años, ¿cómo se mantiene el "espíritu independiente"?
BR: Todavía hacemos las cosas cuándo y cómo nos gusta. Ahora que la industria discográfica no es tan poderosa, no hay razón para hacer un álbum que no sea por diversión y para decir algo. Por lo tanto, es mejor decir lo que uno quiere y no lo que alguien más podría esperar. En nuestros shows improvisamos mucho, no usamos una lista establecida y tocamos canciones de todos los álbumes. Entonces, diría que somos más independientes que la mayoría de las bandas de nuestra generación y escala comercial.

T: ¿Qué creían que aportaba Tom Verlaine al disco?
BR: La canción realmente necesitaba algo y yo escuchaba una guitarra estilo Tom Verlaine en mi cabeza. Al principio consideré hacerlo yo mismo, pero luego pensé: ¿por qué no llamar a Tom? Así lo hicimos y él tocó exactamente lo que queríamos. Lo conocemos desde hace mucho tiempo.