Vida

Un año sin Isabel Sarli

Un año sin Isabel Sarli

Se cumple un año del fallecimiento de Isabel “la Coca” Sarli, el mayor símbolo sexual del cine argentino, con una carrera de 52 años y 35 películas, algunas de las cuales -a pesar de la censura de escenas y la crítica periodística- fueron éxitos de taquilla y la convirtieron en una verdadera estrella popular. Básicamente en América, como en México, Paraguay y Panamá, entre otros países, pero también en Japón, los Estados Unidos y la Unión Soviética. No supo de fronteras.

Descubierta a las 27 años por el director y productor Armando Bo, con quien mantuvo una relación personal y profesional a lo largo de 25 años, debutó en el cine con El trueno entre las hojas (1958), un verdadero éxito a raíz del primer desnudo real en el cine argentino y que la catapultó como un símbolo sexual. Luego vendrían una serie de filmes como La burrerita de Ypacarai (1962), Lujuria tropical (1964), La tentación desnuda (1966), Carne (19689, Fuego (1969), Desnuda en la arena (1969), Fiebre (1973), Intimidades de una cualquiera (1974) y Una viuda descocada (1980), que consolidaron ese papel dentro del cine erótico siempre resguardada por su protector, Armando Bó, protagonista masculino de los filmes hasta que lo reemplazó su hijo Víctor.

El cine de Bó-Sarli está dentro de un enfoque particular, películas de una sensibilidad estética popular basada en los lugares comunes del erotismo con algo de humor, ironía y hasta exagerado en su argumentación, todo lo cual podría definirse como kitsch. Es en este contexto es que se inscribe aquella famosa frase que se le atribuye en la película Carne cuando trata a su raptor de “Canalla ¿qué pretende usted de mí?” y que nunca dijo; la frase real a su captor fue "¡Canalla, se va arrepentir toda la vida de lo que hace!". Pero la mitológica frase estaba construida.

Jorge Porcel e Isabel Sarli en Desnuda en la arena (1969)

Jorge Porcel e Isabel Sarli en Desnuda en la arena (1969)

Los argumentos giraron siempre en torno de la figura de Sarli como mujer pasional y deseada por los hombres. Solo en la década del '60, momento de mayor éxito en su carrera, filmó 17 películas, casi todas exitosas, aunque en la Argentina siempre estuvieron sometidas a una rigurosa censura que no hizo otra cosa que subirles el precio. A la muerte de Bó, en 1981, Sarli se retiró de la actuación hasta que el director de cine Jorge Polaco la tentó con el protagónico de La dama regresa (1996) y volvió así al mundo del espectáculo; en 1998 debutó en el teatro de revistas con Tetanic y participó de la novela televisiva Floricienta y de películas como Arroz con leche (2009) y Mis días con Gloria (2010) y el thriller Parapolicial negro, apuntes para una prehistoria de la AAA (2010).

Isabel Sarli en Carne (1968)

Isabel Sarli en Carne (1968)

A partir de los '90 su filmografía atravesó por un proceso de revalorización en el circuito underground del cine naif al punto de convertirse en actriz de culto. Este ícono llegó al Lincoln Center, que en la semana del Cine Kitsch de los Años Sesenta y Setenta, en agosto de 2010, programó seis de sus películas.

Hilda Isabel Sarli nació en Concordia, Entre Ríos, el 9 de julio de 1929. Al terminar la secundaria comenzó a trabajar como secretaria, pero siempre llamó la atención por su aspecto y así fue que comenzó a trabajar de modelo. Hizo publicidades de aerolíneas, productos de belleza y alimentos hasta que se presentó en el Concurso de Miss Argentina, que ganó en 1955 y llamó así la atención de Armando Bó.

El último adiós a Isabel la Coca Sarli. (Movilpress)

El último adiós a Isabel la Coca Sarli. (Movilpress)

Desde comienzos de los años '90, Isabel Sarli tuvo problemas de salud; en 1992 le descubrieron, a raíz de un desmayo en su casa, un tumor cerebral que fue operado de urgencia de manera exitosa; luego, en 2011, un edema de pulmón la obligó a internarse; en marzo de 2019 sufrió la rotura de cadera por una caída en su casa de la que fue operada satisfactoriamente, pero debió volver a internarse en mayo por un grave cuadro infeccioso del que se repuso en terapia intensiva. Y en los primeros días de junio la volvieron a someter a otra operación de cadera de la que salió con pronóstico reservado y de la que no se terminó de reponer. Acompañada siempre por su hija Isabelita Sarli, falleció el 25 de junio de 2019, a los 89 años, debido a un paro cardiorrespiratorio.

Después de años de ser considerada como una actriz de dudoso talento, la Asociación de Cronistas Cinematográficos la premió en 2008 con el Cóndor de Plata a la trayectoria y en 2012, el Gobierno la designó como Embajadora de la Cultura Popular Argentina, con jerarquía de subsecretaria y distinguida como Personalidad de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

El homenaje de Coca Cola a la "Coca" Sarli. (Twitter)

El homenaje de Coca Cola a la "Coca" Sarli. (Twitter)

La Coca Sarli llevó esos reconocimientos con dignidad y buen gusto, siempre acompañada por ese aire tímido que trajo desde su Concordia natal.