Cultura

Con su primera novela, Ignacio Arabehety ganó el Premio Clarín

Con su primera novela, Ignacio Arabehety ganó el Premio Clarín

Una ceremonia atípica en estos tiempos de pandemia, en que la vida se ha trasladado en buena medida a las pantallas, pero signada por la emoción. La entrega del Premio Clarín Novela 2020 convocó este año sobre todo vía streaming, aunque hubo una pequeña ceremonia presencial: fue una fiesta que una vez, o acaso como nunca, recuerda hasta qué punto la literatura resultante necesaria, también en los momentos de crisis: un remedio infalible, finalmente, contra el desasosiego y la apatía.

El Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, en el barrio de Retiro, sirvió este 2020 como marco imponente al encuentro presencial al que asistieron unos 50 invitados especiales, con aforo y estricto protocolo de seguridad sanitaria: así se supo que Ignacio Arabehety se había alzado con el máximo galardón por su novela Asomados a un pozo. Inmediatamente después de oír su nombre, el salón que había aguardado estalló en un fervoroso aplauso.

-¿Quiénes están? -le p​reguntaron a uno de los asistentes por Whatsapp.

-No lo sé, están todos distanciados y embarbijados, no los reconozco.​

La obra ganadora se impuso entre 1067 originales provenientes de Argentina pero también de otros países de habla hispana: llegaron -esta vez en formato digital- desde México, Chile, Colombia y España, así como en muchas provincias del territorio nacional. Se trata de una cifra récord en estos 23 años de historia del premio.

En Asomados ​a un pozo, el narrador evoca su pubertad, a partir de una semana que pasa en Córdoba. Todo tiene mucho que ver con la memoria cómo se recuperan los recuerdos, qué tan fiel es la memoria.

Gran noche. El ganador con Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín. Foto Andrés D';Elia

Gran noche. El ganador con Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín. Foto Andrés D'Elia

Esa trama se cruza con otra, con otro narrador aparentemente, un hombre muy frío y obsesivo, fijado con su infancia en Alemania y una amiga de su infancia. Un hombre que tiene un perfil de abusador muy bien armado.

El Jurado de Honor estuvo integrado por tres plumas de vasta trayectoria y reconocimiento a nivel global: Liliana Heker –una de las autoras de mayor relevancia en la Argentina y que ya integró el jurado el año anterior–, el escritor Martín Kohan y la argentina residente en Madrid Clara Obligado -premiada en el mundo y una de las pioneras de los talleres literarios en España-, quienes destacaron los méritos literarios de la novela premiada y una originalidad inédita, que muy pronto confirmarán los lectores argentinos.

El Jurado de Honor. Se había reunido en los días previos a la entrega para deliberar. / Foto: Juano Tesone

El Jurado de Honor. Se había reunido en los días previos a la entrega para deliberar. / Foto: Juano Tesone

Desde 1998, el Clarín Novela señala a la mejor obra de autores que escriban en español y vuelve a probar su solidez y prestigio, que lo consolidan como uno de los principales galardones literarios en lengua castellana . El premio cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Este año, el ganador obtuvo $ 600.000 pesos y su novela será publicada por el sello Clarín - Alfaguara.

En la misma noche se entregó también el Premio Ñ a la Trayectoria, que señala una personalidad destacada de la cultura y recibió en esta oportunidad el destacado historiador Luis Alberto Romero.

Reconocido, sobre todo por sus intervenciones como intelectual en los debates de nuestro tiempo, Romero ha sido profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Conicet, además de docente en la Universidad Torcuato Di Tella y en Flacso. Sus notas periodísticas muestran una línea de pensamiento crítica de los populismos y defensora del republicanismo liberal y el socialismo democrático, pero hace años que lo obsesiona la larga crisis argentina, jalonada de estallidos y situaciones de emergencia durante las últimas cuatro décadas; en esa certeza basa algunos de sus últimos libros.

En 2019, el coleccionista Jacobo Fiterman se había alzado con el mismo reconocimiento y anteriormente, lo que recibió el artista Luis Felipe Noé, la ensayista Beatriz Sarlo, la fotógrafa Sara Facio, el escritor Roberto Fontanarrosa y el dramaturgo Carlos Gorostiza, entre otros.

PK

Mirá también