Cultura

Desmejorado, Brad Pitt sale en silla de ruedas de un centro médico

Desmejorado, Brad Pitt sale en silla de ruedas de un centro médico

Lejos de la imagen de seductor que suele ofrecer, el actor Brad Pitt, de 57 años, ha sido fotografiado de incógnito saliendo de un centro médico en Los Ángeles. Lo que más ha llamado la atención es que el protagonista de Érase una vez en Hollywood iba en una silla de ruedas. Según informa el medio Page Six, Pitt había acudido al centro hospitalario para acudir a una cita con el dentista.

En las imágenes, puede verse a Brad Pitt sentado en una silla de ruedas e intentando pasar completamente desapercibido. El actor se tapa la cabeza con la capucha de su chaqueta y lleva unas grandes gafas de sol sobre su mascarilla. La silla de ruedas en la que va sentado el actor es empujada por uno de los trabajadores del hospital, situado en Beverly Hills.

Según añade Page Six, es probable que la estrella de Hollywood "estuviera confinada a la silla de ruedas según la política de los hospitales para evitar la responsabilidad en caso de que un paciente se lesione al salir de una instalación por sus propios medios". Y sobre el motivo de la visita al dentista, pues la publicación asegura desconocerlo y bromea con que "probablemente sea demasiado mayor para sacarse las muelas del juicio en este momento".

"Mr. and Mrs. Smith", la película en la que se conocieron Brad Pitt y Angelina Jolie. Foto EFE

"Mr. and Mrs. Smith", la película en la que se conocieron Brad Pitt y Angelina Jolie. Foto EFE

Su divorcio con Angelina Jolie

Lo que es cierto es que Brad Pitt no está en su mejor momento anímico. El actor se encuentra devastado por la nueva ofensiva legal de Angelina Jolie. La expareja está inmersa en una larga batalla judicial, que ya dura casi cinco años.

En las última semanas se ha recrudecido después de que la actriz se mostrase dispuesta a aportar nuevas pruebas de violencia doméstica y hacer testificar a sus hijos. Maddox, el hijo mayor de la pareja, ya habría testificado en el juicio y una fuente cercana al actor declaró en Page Six, que el actor está "desconsolado" porque Jolie haya tomado ese camino en su nueva ofensiva legal. "El matrimonio fue muy apasionado y tóxico a veces y, como todas las parejas, tuvieron peleas, pero también compartieron muchos buenos momentos juntos”.

Angelina Jolie y sus seis hijos, en París. Foto AFP

Angelina Jolie y sus seis hijos, en París. Foto AFP

La pareja no ha dudado en recurrir a todo un arsenal de expertos y amigos para que testifiquen a su favor. “Hay un montón de personas del lado de Brad que están listas para ofrecer testimonio sobre su devoción como padre”, decía una persona del entorno del actor a la revista Star. “Su familia está al frente, pero Jennifer Aniston, Alia Shawkat y muchos otros famosos están con él”.

Para lograr la custodia compartida de sus hijos al cincuenta por ciento, Brad Pitt cuenta con el apoyo de las declaraciones de hasta 21 personas. La lista incluye a expertos como el psicólogo Stan Katz, que testificó en el juicio por abuso de menores de Michael Jackson; la experta en traumas Bren Chasse; el doctor Fred Luskin, experto en terapia de culpabilidad; el jefe de seguridad William Thiel; Melissa Brymer, directora de programas de terrorismo y desastres del Centro Nacional de UCLA-Duke contra el estrés traumático infantil. En la lista de profesionales también hay lugar para un neuropsicólogo, un psicólogo de divorcios, un profesor de Psicología Clínica, un especialista en educación, un experto en violencia doméstica, dos guardias de seguridad, tres asistentes personales, un amigo de la familia y una testigo que se cree que era una exniñera de los hijos.

Pese a este mal momento sí acudirá a la gala de los Oscar, el domingo 25 de abril, pues ha sido confirmado como uno de los presentadores en la gala junto a otros nombres como Angela Bassett, Halle Berry, Bong Joon Ho, Don Cheadle, Bryan Cranston, Laura Dern, Harrison Ford, Regina King, Marlee Matlin, Rita Moreno, Joaquin Phoenix, Reese Witherspoon, Renée Zellweger y Zendaya.

Fuente: La Vanguardia

WD