Cultura

El Festival de San Sebastián expulsa a un director por negarse a usar tapabocas

El Festival de San Sebastián expulsa a un director por negarse a usar tapabocas

Una de las grandes noticias del Festival de Cine de San Sebastián fue que Viggo Mortensen presentó Falling, su debut como director.

El tres veces nominado al Oscar recibió el Premio Donostia y mostró su filme, un drama familiar que aborda temas como la memoria, la dificultad de comunicarse y el cuidado de los mayores.

Todo parecía impecable para los organizadores de este festival, que es el segundo que se realiza en medio de la pandemia del coronavirus (el primero fue "la Mostra" de Venecia). Pero... llegaron conflictos relacionados a esta nueva normalidad.

Vista del auditorio Kursaal de San Sebastián en el que se ha reducido a la mitad el aforo debido al Covid-19. (EFE)

Vista del auditorio Kursaal de San Sebastián en el que se ha reducido a la mitad el aforo debido al Covid-19. (EFE)

Los organizadores de esta edición 68 expulsaron al director de cine Eugène Green por negarse a usar tapabocas durante la proyección del filme Atarrabi et Mikelats, de la sección Zinemira.

En lo que calificaron como "desagradable incidente", quienes llevan adelante esta movida anual (que comenzó el 18 y terminará el sábado 26) decidieron lanzar un comunicado.

Según informa la agencia DPA, en el escrito se detalló que el hecho tuvo lugar "la noche del miércoles 24" en la sala 9 del Cine Príncipe, en la proyección de la película Atarrabi et Mikelats.

Eugene Green, el expulsado por no usar tapabocas en San Sebastián. (AFP)

Eugene Green, el expulsado por no usar tapabocas en San Sebastián. (AFP)

Las mismas fuentes explicaron que el director de la película, el francés nacido en los Estados Unidos Eugène Green (La sapienza, Le monde vivant, Memories), "fue requerido hasta en cinco ocasiones por el personal del Festival para que se colocara la mascarilla y se la pusiera correctamente".

Finalmente, ante su falta de colaboración, la dirección del Festival le pidió que abandonara la sala y dos agentes de la Ertzaintza le informaron que se tramitará una denuncia administrativa, por la que podría recibir una multa.

Tras estos hechos, retiraron a Green la acreditación del festival, de modo que perdió su condición de invitado "por su falta de respeto a las medidas adoptadas de acuerdo con las autoridades sanitarias y al personal del Festival, y por poner en riesgo la salud de los espectadores y el equipo de la película durante y después de la proyección".

El actor estadounidense, Viggo Mortensen, agradece el Premio Donostia. (EFE)

El actor estadounidense, Viggo Mortensen, agradece el Premio Donostia. (EFE)

Green nació el 28 de junio de 1947, en Nueva York. Es además de cineasta, dramaturgo y docente. Ha educado a cientos de actores en declamación y otras disciplinas.

Ensayo y error, el mundo se adapta a los protocolos y la industria del cine no es ajena a eso. El Festival de Venecia fue la gran prueba piloto sobre cómo seguir adelante con una cita anual de gran despliegue sin renunciar a ciertos ritos a pesar del virus que acecha.

Lo que parecía ciencia ficción, ocurrió en Venecia: no se permitió el acceso en caso de temperatura corporal superior a 37,5 grados y se estableció distanciamiento social durante la alfombra roja. También se generó un protocolo para fotógrafos y camarógrafos.

El Festival de San Sebastián tuvo su primera edición el 21 de septiembre de 1953. Es uno de los más longevos y prestigiosos de Europa.

En 1955 el Festival otorgó la primera Concha de Plata como premio distintivo del certamen (la ganadora fue Giorni d'amore, de Giuseppe de Santis), primer galardón concedido por el Festival a una película extranjera.

En 1957 le fue concedida la máxima categoría, la "A" (como festival competitivo). En dicha primera edición bajo esas normas, se proclamó ganadora a otra película italiana, La nonna Sabella, de Dino Risi. En la siguiente edición, en 1958, fue premiada Ewa chce spac, de Tadeusz Chmielewski.


Mirá también