Cultura

El notable cambio de Alberto Fernández en México: de encapsular el escándalo a un martes furioso

El notable cambio de Alberto Fernández en México: de encapsular el escándalo a un martes furioso

Algo pasó entre la tarde del lunes y este martes a la mañana para que Alberto Fernández amaneciera tan furioso con las repercusiones del escándalo por el Vacunatorio VIP argentino Así se lo vio aquí en México, en la conferencia de prensa junto a su colega Andrés Manuel López Obrador, recargada de explosivas acusaciones por parte de ambos. Y además, uno consintiendo lo que decía el otro contra la justicia, los medios de comunicación, la oposición.

Estaba todavía oscuro, a las seis de la mañana de este martes en la capital mexicana, cuando los periodistas argentinos arribamos al Palacio Nacional, en el imponente Zócalo, la parte antigua de la Ciudad.

Fernández había tenido que madrugar también, y apenas lo recibió Andrés Manuel López Obrador -a las 6.45- y luego de sonar los himnos nacionales, pasaron al auditorio donde esperaba la prensa. Fernández era un invitado de honor a participar de la "Mañanera de AMLO", esas particulares conferencias que suelen durar hasta tres horas y con las que el mexicano se suele anticipar al periodismo más tradicional. La estrategia le garantiza los títulos en los medios de la mañana.

En lo que respecta a Alberto F., cuando los medios argentinos le preguntaron si iba a tomar más medidas sobre el Vacunagate, si iba a avalar la interpelación de Santiago Cafiero en el Congreso y permitir una comisión parlamentaria para investigar el escándalo fue directo al grano, muy enojado: acusó a la Justicia y a los medios de comunicación de montar una “payasada”. Apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri y la oposición por la continuidad del escándalo. Y justificó que "saltearon protocolos" de vacunación porque los diarios "escribían" que el kirchnerismo estaba "envenenando gente con la vacuna rusa".

El cambio de humor fue notable en el Presidente. El lunes buscó dar una vuelta de página al escándalo con su viaje a México. En su equipo consideraban que ya lo habían encapsulado con el despido de Ginés González García y con “el plan de transparencia” que le pidió a Cafiero y Carla Vizzotti.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con Alberto Fernández, cuando hablaron este martes durante un acto en el Palacio Nacional, en Ciudad de México (México). Foto EFE.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con Alberto Fernández, cuando hablaron este martes durante un acto en el Palacio Nacional, en Ciudad de México (México). Foto EFE.

A la noche el escándalo seguía, pero cuando se fue a acostar, Fernández consideraba que con la publicación de la lista de los 70 vacunados terminaba el asunto. "Lo que había que hacer se hizo", dijo a este diario el mandatario.

Este martes de México hizo catarsis. Un Fernández "en llamas" salió en defensa de sus aliados kirchneristas, de Cristina Kirchner (pidió no demonizarla cuando habló de la negociación ante el FMI), de Kicillof, inclusive defendió a su amigo Eduardo Valdés, a quien bajó del viaje a México tras enterarse que era de los vacunados en el Ministerio de Salud. Cafiero hacía lo mismo con Carlos Zannini, buscando minimizar la gravedad del Vacunatorio Vip. El enojo estaba en sintonía, entre Buenos Aires y Ciudad de México.

“Leí que hicieron una denuncia; el hecho es lo suficientemente grave para como para que un ministro de la talla de Ginés González García haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada; les pido a los jueces y fiscales que hagan lo que deben”, dijo para luego sostener: "No hay ningún tipo penal en la Argentina que diga 'será castigado al que vacune a otro que se adelantó en la fila', no existe ese delito y no se pueden construir delitos graciosamente".

El Presidente enumeró una serie de hechos del gobierno de Macri que pidió investigar, aunque algunos ya están siendo investigados. La conferencia se había vuelto algo inesperado. Un funcionario argentino se sinceró a Clarín sobre el ánimo que impera en la delegación. “Pero por favor.... Ocaña denunciando, Marijuán denunciando, Macri denunciando, fotos de todos por todos lados. ¿Pero qué les pasa? Porque no se van a la reputísima madre que los parió”.

Así las cosa, también en el Palacio Nacional Alberto F. reía cuando AMLO acusaba a los medios argentinos y a los organismos financieros de concederle un crédito millonario a la Argentina para que Macri ganara los comicios de 2019. “La prensa conservadora”, decía todo el tiempo AMLO, mientras que Fernández lo definía como el presidente de México "más honesto en mucho tiempo”.

Por su parte, el mexicano que monta sus "mañaneras" al estilo de las largas conferencias y programas televisivos el venezolano Hugo Chávez en sus días de mayor popularidad -sin la chispa caribeña-, volvió a la carga también.

Eso sí, a diferencia de este lunes, cuando AMLO criticó la existencia “varios países” en los que hay “vacunación secreta para los de arriba”, y el “influentismo”, el presidente mexicano dijo que no iba hablar del caso argentino.