Cultura

Los errores de Netflix sobre la desaparición de Elisa Lam en el Hotel Cecil

Los errores de Netflix sobre la desaparición de Elisa Lam en el Hotel Cecil

El miércoles 10 de febrero, Netflix estrenó Escena del crimen: Desaparición en el hotel Cecil, una nueva docuserie original de la plataforma. Los cuatro episodios relatan la historia del célebre hotel Cecil, ubicado en el centro de Los Ángeles, Estados Unidos, el cual cae en la infamia cuando su huésped Elisa Lam, una estudiante de 21 años, fue encontrada muerta en el tanque de agua del inmueble.

Embed

Un vídeo viral, ciudadanos anónimos al frente de la investigación y decenas de teorías conspirativas en torno a los sucesos son solo algunos de los condimentos una trama que todavía mantiene en vilo a miles de personas alrededor del mundo.

Desarrollado por Joe Berlinger, quien también estuvo a la cabeza de Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico y Las cintas de Ted Bundy, el documental explora los aspectos más oscuros de una muerte que acaparó la misma atención morbosa propia de una película de terror.

Sin embargo, muchos de los usuarios de la plataforma de streaming no quedaron conformes respecto de cómo se relató el caso. En principio, se reclama la incorporación casi sistemática de diversas teorías sobre el deceso, y “algunas parecen relleno para engordar innecesariamente la duración de la historia”, tal como describe la escritora Mireia Mullor para el sitio Fotogramas.

Pero por otro lado, también advierte que esta multiplicidad de aristas “sirve para construir una reflexión que va más allá de Elisa Lam y se centra en la historia del Hotel Cecil de Los Ángeles, y el área conflictiva en la que se ubica”.

Y si bien Netflix realizó un trabajo exhaustivo intentando desacreditar todas las teorías falsas que corrieron por Internet, algunos espectadores encontraron confusa esta estrategia y alegaron que la investigación quedó “completamente distorsionada”.

“El darle tanta importancia a los usuarios de Internet ha hecho que la serie sea poco creíble; incluso en la narrativa que tiene se ocultan detalles importantes que ayudarían a sacar adelante la investigación. Sin embargo, prefieren hacer mucho énfasis en crear un ambiente de terror”, explicó el sitio mexicano Debate.

En suma, varios usuarios hicieron hincapié en que la docuserie termina resultando “larga” para lo que tiene que contar y que incluso “se resolvía haciendo un solo documental de una hora”.

Embed

Más allá de las opiniones, se trata de un caso que conmocionó a la opinión pública y del cual existen tantas teorías como seres humanos dispuestos a analizarlas. Por eso, la mejor forma de sacar conclusiones es adentrarse en la propuesta y evaluar qué tan atrapante resulta el relato de un hecho que todavía hoy sigue generando polémica.

La muerte de Elisa Lam

Elisa Lam era una estudiante canadiense de 21 años que se encontraba de viaje por Estados Unidos. Su cuerpo sin vida fue recuperado del tanque de agua del hotel Cecil el 19 de febrero de 2013, tras haber sido reportada como desaparecida a principios de ese mes.

Desde el comienzo, su ausencia había acaparado la atención de la prensa, pero el interés se intensificó cinco días antes de que fuera descubierta, cuando el Departamento de Policía de Los Ángeles publicó el video de la cámara de seguridad de un ascensor, con imágenes de la última vez en la que se la vio.

Embed

Los últimos minutos de Elisa Lam

En la grabación, se observa a Lam salir y volver a entrar en el ascensor, hablar y gesticular en el pasillo y por momentos esconderse dentro de él. La cinta rápidamente se volvió viral en Internet, generando todo tipo de especulaciones, al punto de que incluso algunas personas aseguraron que es una prueba de actividad sobrenatural.

Finalmente, la autopsia no informó evidencia de trauma físico y afirmó que la forma de la muerte fue accidental. Sin embargo, esta noticia no conformó a los ciudadanos convertidos en detectives improvisados, quienes continuaron desplegando todo tipo de argumentos, e incluso algunos se atrevieron a decir que el caso tiene similitudes inusuales con la película de terror japonesa Dark Water (Agua oscura) de 2002.

¿Dónde ver el caso de Elisa Lam?

La docuserie se puede ver en Netflix. En el primer capítulo, tal como describe el sitio, “el hotel Cecil sirve de aterrador escenario para la desaparición de Elisa Lam y sus últimas imágenes captadas en un ascensor desatan una cacería viral”. Para el segundo, se aborda la problemática de los “ciberdetectives” y se anuncia un descubrimiento macabro que cambia el rumbo de la historia.

El tercer episodio, el misterio se intensifica y los obsesionados con el caso caen en el laberinto sin salida de la conspiración. El último explica cómo, pese a lo que señala la esperada autopsia, el recelo persiste. “Hoy día, un sospechoso improbable habla sin rodeos y los expertos opinan sobre los misterios sin resolver”, concluye la web de la plataforma.

Suscribite a nuestro newsletter