Cultura

Murió la actriz sueca Gunnel Lindblom, protagonista del filme de Ingmar Bergman El silencio

Murió la actriz sueca Gunnel Lindblom, protagonista del filme de Ingmar Bergman El silencio

La actriz sueca Gunnel Lindblom, famosa por haber encarnado el personaje de Anna en la censurada El silencio, de Ingmar Bergman, murió ayer a los 89 años en Brottby, una pequeña localidad situada en el condado de Estocolmo, informó la prensa de su país.

Gracias a su natural sensualidad y belleza, Gunnel Märtha Ingegärd Lindblom, nacida en Gotemburgo el 18 de diciembre de 1931, fue catalogada entonces como "la Sophia Loren sueca". Además de su rutilante carrera cinematográfica, tuvo una asidua presencia en el teatro y la televisión escandinava y de otros países de Europa.

Se formó como actriz en el Gothenburg City Theatre a principios de los '50. Hizo su debut cinematográfico en Love, de Gustaf Molander, en 1952. Después comenzó a trabajar con Ingmar Bergman en el Teatro de la Ciudad de Malm y se transformó en una de las actrices fetiche del genial director.

Gunnel Lindblom

Gunnel Lindblom

Pero en la Argentina será recordada por toda una generación de cinéfilos por sus actuaciones en obras maestras de Bergman como El séptimo sello (1956), Cuando huye el día (1957), La fuente de la doncella (1959), Luz de invierno (1962) o Escenas de la vida conyugal (1973).

Tal vez la que más impacto de todas causó fue El silencio. Considerada por la crítica como la tercera parte de la trilogía El silencio de Dios (las dos primeras eran Detrás de un vidrio oscuro y Luz de invierno), se exhibió con algunas secuencias censuradas en Suecia y fue prohibida en algunos países, incluido el nuestro. 

En febrero de 1964 fue secuestrada con orden judicial una copia del filme que ya se había exhibido durante dos semanas. Poco después fue repuesto, previo corte de tres escenas.

Gunnel Lindblom en "El silencio".

Gunnel Lindblom en "El silencio".

La película mostraba la tensión entre dos hermanas (Ester, interpretada por Ingrid Thulin, y Anna, por Lindblom) que atraviesan una ciudad desconocida cuando regresan de unas vacaciones.

El hijo de la menor, de 10 años, viaja con ellas y aumenta la tensión erótica entre las dos mujeres que, en su vínculo perverso, funcionan como dos caras de una misma persona.

La mirada acusatoria de la mayor, con su cuerpo enfermo, la salud que la menor ostenta. Mientras Ester busca infligirse dolor, Anna roza infructuosamente el placer en encuentros ocasionales que terminan en la insatisfacción y en el asco.

Gunnel Lindblom

Gunnel Lindblom

Varias escenas son recordadas por cómo muestran la incomunicación y por su sutil transitar por una delgada línea entre el resentimiento y el deseo. En ese marco, la relación madre-hijo se torna más de una vez incómoda para el espectador.

Lindblom también trabajó a las órdenes de otros cineastas. Como en Parejas amantes y Las chicas (1964 y 1968, ambas de Mai Zetterling), Nace una mujer (1965, de John Guillermin), Hambre (1966, de Henning Carlsen), o Sally y la libertad (1981, dirigida por ella misma).

Su última película fue Los hombres que no amaban a las mujeres (2009, de Niels Arden Oplev), la primera de la trilogía fílmica sueca basada en la saga Millenium, de Stieg Larsson.

En 1995 fue la protagonista de La señorita Julia, de August Strindberg, para la televisión británica, y entre 1998 y 2000 representó en el teatro Sonata de espectros, del mismo autor, dirigida por Bergman. También fue directora escénica.