Cultura

Quién es Rosamund Pike, la actriz ganadora del Globo de Oro

Quién es Rosamund Pike, la actriz ganadora del Globo de Oro

Rosamund Pike se llevó el premio a la mejor actriz en los Globo de Oro 2021 por su rol en la comedia negra Descuida, yo te cuido (I Care a Lot), de Netflix, haciendo de una estafadora que vive de convencer al sistema legal de que le otorgue la tutela de ancianos.

La actriz británica, nacida en 1979, competía con Maria Bakalova (Borat Subsiquient Moviefilm), Kate Hudson (Music), Michelle Pfeiffer (French Exit) y Anya Taylor-Joy (Emma).

Flashback: Rosamund no iba a ser abogada ni ingeniera civil. Hija de cantantes de ópera, esta inglesa de rostro irreal no heredó cuerdas vocales, pero sí un indudable amor por las artes. Experta en el violonchelo de sobremesa, Pike pudo haber sido escritora o docente universitaria: se graduó con honores en la carrera de Literatura Inglesa en Oxford, obteniendo notas tan fuera de lo común que se pensó en convertirla en ayudante de más de una cátedra.

Rosamund Pike en "Descuida, yo te cuido", que Netflix estrenó la semana pasada, y es la más vista desde entonces.

Rosamund Pike en "Descuida, yo te cuido", que Netflix estrenó la semana pasada, y es la más vista desde entonces.

Mientras se quemaba los ojos leyendo, se hacía tiempo para estudiar teatro y así no tardó en suspender su deseo de convertirse en la nueva Flannery O'Connor para pensar en el arte dramático más que en la literatura. "Quiero ser actriz, mamá".

Se supo de ella por primera vez cuando su nombre figuró chiquito en un clásico llevado adelante por la compañía del National Youth Theatre.

Londinense, 41 años, y difícil de encasillar. FOTO: AP

Londinense, 41 años, y difícil de encasillar. FOTO: AP

​A finales de los '90 se la pudo ver asomando la cara en series pasatistas de televisión como Wives And Daughters y telefilmes como A Rather English Marriage. Pero "el" dato es éste: a comienzos de los 2000, con poco más de 20 años, fue chica Bond al servicio de Otro día para morir: Miranda Frost, una campeona de esgrima de sangre azul transformada en agente doble.​ Ese fue su verdadero debut.

En vez de escribir un best seller, la chica eligió la popularidad secundando al 007 de Pierce Brosnan. Su papel no pasó inadvertido y de ahí en adelante trabajó sin parar, aunque muchos digan que lo suyo no es más que un mismo papel que se repite una y otra vez en filmes que sólo llevan distinto título.

¿La reconocen? Enero de 2003, junto a Halle Berry, la otra chica Bond de "Otro día para morir", junto al director Lee Tamahori, en gira promocional. FOTO: AFP

¿La reconocen? Enero de 2003, junto a Halle Berry, la otra chica Bond de "Otro día para morir", junto al director Lee Tamahori, en gira promocional. FOTO: AFP

​La crítica la respaldó, pero pese a que dos años después encarnó a una periodista en el conflicto palestino-israelí Promise Land, de 2004, una chica Bond es, se sabe, un arma de doble filo: gracias a Miranda Frost, Pike empezó a recibir contratos envidiables con varios ceros, pero esa luz cegadora la llevó a la etiqueta de lugares comunes como "rubia helada". ¿Cómo te sentís cuando alguien te llama gélida? “Objetualizada. Piensen una forma más interesante de describirme", chilló en una entrevista.

Títulos que la dejan al borde de convertirse en una de las mejores intérpretes de su generación: El libertino, Orgullo y prejuicio, Doom y Perdida (Gone Girl), un thriller psicológico de 2014 dirigida por David Fincher, con Ben Affleck como protagonista, quien se convierte en el principal sospechoso de la repentina desaparición de su esposa, Amy (Pike). Por Perdida es nominada al Oscar a la mejor actriz.

En enero de 2019, la altura de Pike había caminado la alfombra roja de los Globo de Oro para ver si se llevaba el premio a Mejor actriz por su rotundo trabajo en La corresponsal. Era su segunda nominación. No ocurrió: su nombre sirvió para acompañar a las competidoras de terna Glenn Close y Lady Gaga.

Junto a Ben Affleck, su esposo en la ficción de "Perdida". FOTO: ARCHIVO CLARIN

Junto a Ben Affleck, su esposo en la ficción de "Perdida". FOTO: ARCHIVO CLARIN

En una ​entrevista le preguntaron sobre su notable capacidad para dar con el papel de mujeres que deben convivir con el enojo. 

"Es interesante", respondió, "sobre todo porque particularmente con las mujeres el enojo es visto como algo negativo. Desde muy chica me han enseñado que es algo que uno debe controlar. No quiere decir que uno debe encarar todo desde el enojo, pero hay un fuego interior que es generado por la mentira, por sentir que hay algo injusto que se está perpetrando, por lo que el enojo puede convertirse en una fuerza creativa".

En los pasillos de los grandes estudios se escucha: "Si se necesitan mujeres rebeldes, mujeres difíciles con volutas de aire intelectual... ¡llamen a Rosamund Pike!!"

En pareja con el excéntrico Robie Uniacke, empresario, científico loco, la actriz repite que lo admira por su "ingenio, inteligencia e irreverencia". Juntos tienen dos hijos.

POS