Cultura

Rosh Hashaná 2020: cuándo y por qué se celebra el año nuevo judío

Rosh Hashaná 2020: cuándo y por qué se celebra el año nuevo judío

Se acerca el año nuevo judío, Rosh Hashaná, una de las celebraciones más importantes para la colectividad. Pero no se celebra el año 2020, sino el comienzo del 5781, según el calendario hebreo. El festejo, las ceremonias religiosas y los encuentros familiares (aunque reducidos) serán este próximo fin de semana y continuarán hasta el domingo 27, cuando se conmemorará el Día del Perdón o Yom Kipur.

Los “días temibles”, como se los llama normalmente a Rosh Hashaná, Yom Kipur y los días entre medio de ambas fechas, se caracterizan por invitar a la meditación y al autoanálisis.

Al comenzar cada día se escuchará el sonido del shofar (un cuerno utilizado como instrumento musical) que acompañará las plegarias. Según se cree, este sonido y la vibración que produce despiertan las conciencias a la reflexión, que es protagonista durante la transición de un año a otro.

"Adán y Eva", de Durero. Creación del hombre.

"Adán y Eva", de Durero. Creación del hombre.

Tradición milenaria, y parte de la historia de la humanidad, es bueno recordar cuándo y por qué se celebra el año nuevo judío.

Año nuevo del calendario hebreo

Rosh Hashaná significa “cabeza de año”, en su traducción literal del hebreo. Como es común también en otras festividades, el comienzo oficialmente tendrá lugar al salir la primera estrella, durante la tarde del viernes 18 de septiembre.

“El calendario judío es predominantemente lunar, por eso los días empiezan al comenzar la noche. Por esa misma razón es que el inicio de los meses está marcado por la luna nueva”, cuenta Magalí Hersalis, Licenciada en Ciencias de la Educación y estudiante del Seminario Rabínico Latinoamericano.

El festejo de Rosh Hashaná se extenderá durante la noche del sábado 19 y finalizará el domingo 20, también al salir la primera estrella.

Comida judía en las celebraciones de Buenos Aires.

Comida judía en las celebraciones de Buenos Aires.

Los meses del calendario hebreo moderno también son distintos a los del gregoriano: Elul es el último mes, que termina y así da comienzo al nuevo año y Tishrei es el primer mes del año, que comenzará el próximo viernes.

Asimismo, las celebraciones de este calendario están marcadas por los ciclos de las cosechas. Por esa razón, el año nuevo judío coincide con el comienzo del año económico en el suroeste de Asia y el noreste de África, lo que marca el inicio del ciclo agrícola.

Los 12 meses del calendario hebreo, que oscilan entre 29 y 30 días cada uno, son desde el primero al último del propio año los siguientes: Tishrei, Jeshván, Kislev, Tevet, Shevat, Adar, Nisán, Iyar, Siván, Tamuz, Av y Elul.

Bologna. La Torá completa más antigua hallada.

Bologna. La Torá completa más antigua hallada.

Por qué se celebra el año nuevo judío

El calendario hebreo, según la tradición, comienza a contar los años desde la creación del mundo. La respuesta al “qué se recuerda” en Rosh Hashaná remite a la creación específicamente del primer ser humano en el mundo (Adán) que, desde la narrativa bíblica, ocurrió en el 6to y último día de creación y tuvo lugar hace 5781 años. Rosh Hashaná entonces celebra el aniversario de la humanidad en su tránsito por este planeta.

A su vez, cuenta la licenciada Magalí Hersalis, esta fecha tiene relación directa con lo que teológica y filosóficamente se conoce como el “día del juicio” donde, tal como explican los sabios de la tradición judía, Dios juzga nuestras acciones y nos inscribe (o no) en el libro de la vida.

La tradición judía pone énfasis en la meditación e invita a los creyentes a asumir las malas acciones realizadas para no volver a repetirlas y así retomar el camino de justicia, lo que en hebreo se llama hacer Teshuvá.