Cultura

Senadores de Juntos por el Cambio piden declarar a la educación 'servicio público esencial'

Senadores de Juntos por el Cambio piden declarar a la educación 'servicio público esencial'

En medio de la presión por la reapertura de escuelas, un grupo de senadores de Juntos por el Cambio presentaron este viernes un proyecto para declarar a la educación como servicio público esencial para todo el ciclo de escolaridad obligatoria. Se basan en que se trata de un derecho humano fundamental.

El proyecto encabezado por el radical Pablo Blanco fue acompañado por el jefe del bloque PRO, Humberto Schiavoni, y  los compañeros de interbloque Laura Rodríguez Machado, Mario Fiad, Pamela Verasay, Pedro Braillard Poccard, Víctor Zimmermann, Claudio Poggi, Oscar Castillo,  Silvia Elías de Pérez, Juan Carlos Marino, María Belén Tapia, Stella Maris Olalla y Silvia del Rosario Giacoppo.

“Se fueron flexibilizando actividades de toda índole, y no siempre se avanzó en un sentido económico: muchas veces primó la rentabilidad política. Para esta presidencia no es relevante la educación. Sí la actividad de los casinos; no los docentes. Es esencial la televisión por cable, no la educación”, afirmó el fueguino.

De acuerdo al texto, es "responsabilidad indelegable del Estado garantizar la educación, y así lo ha asumido desde la Constitución original, su reforma y la incorporación de diversos Tratados Internacionales que adquirieron jerarquía constitucional”.

“Resulta intolerable ver cómo ciertos representantes sindicales amenazan al gobierno y a todos los argentinos con que 'no están dadas las condiciones' para el regreso a la presencialidad escolar mientras las playas están colmadas de gente disfrutando de sus merecidas vacaciones, los casinos están abiertos y se han fogoneado actos masivos a conveniencia del oficialismo", agregó Blanco.

El espacio opositor hace meses que está pidiendo la reapertura de escuelas. Esta semana el ex presidente Mauricio Macri emitió un duro mensaje sobre el tema en las redes.

"Un nuevo año comenzó y las definiciones sobre la apertura de las escuelas aún siguen sin resolverse. Las autoridades del gobierno nacional insisten en condicionar el retorno a clases a la situación epidemiológica, incluso cuando desde noviembre pasado la OMS defiende la necesidad de mantener las escuelas abiertas porque se ha comprobado que los niños y adolescentes no son vectores principales de contagio y tienen más probabilidades de contraer el virus fuera del entorno escolar que dentro", planteó el ex mandatario y advirtió que Argentina corre el riesgo de "perder el potencial de una generación de jóvenes si las aulas siguen vacías".

Frente a ​esa crítica el ministro de Educación, Nicolás Trotta le respondió que "no sea cínico”.

“Dejaron de distribuir computadoras y libros; prometió la construcción de 3000 jardines de infantes y sólo construyeron 107; prometieron 10.000 salas y construyeron 311. El 3% de lo que prometieron es lo que cumplieron. Le pido al ex presidente que no sea cínico”, apunto el funcionario oficialista.