Deportes

Aston Martin apeló a sus raíces en su vuelta a la Fórmula 1

Aston Martin apeló a sus raíces en su vuelta a la Fórmula 1

Hace más de 100 años, cada país tenía un color representativo: Italia había adoptado el rojo, Alemania el blanco y Francia el azul, todos ellos colores de la bandera británica. Los ingleses, entonces, debieron elegir otro y optaron por el verde, color del trébol característico de Irlanda, que en ese entonces formaba parte del imperio. En su regreso a la Fórmula 1, entonces, Aston Martin no dudó: dejó atrás el rosa de Racing Point y presentó el AMR21 verde que pilotarán Sebastian Vettel y Lance Stroll.

En una presentación online a través de YouTube que comenzó con un video que repasó su historia, el equipo británico presidido por el canadiense Lawrence Stroll descubrió la imagen de su nuevo monoplaza, que girará por primera vez este jueves en Silverstone, el circuito donde justamente se había despedido de la F1 hace 61 años.

El 16 de julio de 1960, Aston Martin disputó su última carrera en la Fórmula 1, cuando el francés Maurice Trintignant cruzó la bandera a cuadros en el 11° lugar, mientras que el inglés Roy Salvadori abandonó. Si bien la historia del equipo británico nacido en 1913 bajo el nombre Bamford & Martin Ltd con el automovilismo continuó e incluso su nombre reapareció en la F1 a raíz de su asociación con Red Bull en 2018, esta temporada marcará su retorno después de 61 años. Un regreso que tiene el apoyo económico de los Stroll y la presencia del tetracampeón Vettel.

"He soñado con este día durante mucho tiempo. Siempre he sido un aficionado a los coches y también me ha gustado competir. Mi primer sueño fue tener un equipo de Fórmula Uno y el segundo adquirir una participación significativa en Aston Martin Lagonda, pero hoy se fusionan esos dos sueños", destacó Lawrence Stroll, presente junto a su hijo y Vettel.

Justamente el alemán, a los 33 años y luego de seis temporadas con Ferrari, escudería con la que logró dos subcampeonatos tras las cuatro coronas que conquistó con Red Bull, vuelve a apostar a ganador aún cuando reconoce que "se necesitará un poco de tiempo". "Intentaré poner toda mi experiencia al servicio del equipo, que a mi entender tiene un enorme potencial", destacó.

Durante la presentación, los fanáticos compararon el Aston Martin con "un Mercedes verde" por su parecido. Foto Dominic FRASER / various sources / AFP

Durante la presentación, los fanáticos compararon el Aston Martin con "un Mercedes verde" por su parecido. Foto Dominic FRASER / various sources / AFP

"En las últimas temporadas y con pocos recursos, Racing Point siempre fue capaz de pelear con los equipos de vanguardia. Ahora que la Fórmula 1 está cambiando, queremos ocupar un lugar importante", resaltó. "¿Qué espero de esta máquina? Aún no lo se. Sí espero con ansiedad probarla por primera vez y también los ensayos que están previstos para la próxima semana. Sólo entonces podré responderles esa pregunta", agregó.

Por su parte, Lance Stroll, que se mantuvo en el equipo y desplazó a Checo Pérez -ahora en Red Bull-, contó que "correr bajo el nombre Aston Martin es un futuro brillante para este equipo". "Es un nombre conocido en todo el mundo y que tiene mucha historia por detrás. En el mundo del motor, es una marca de coches de mucho nombre, y ser parte de esta marca este año es algo genial. Hemos atraído a muchos patrocinadores y tenemos muchas ganas de iniciar la temporada", se ilusionó.

El antiguo rosa de Racing Point quedó en los laterales del nuevo Aston Martin. Foto Dominic FRASER / various sources / AFP

El antiguo rosa de Racing Point quedó en los laterales del nuevo Aston Martin. Foto Dominic FRASER / various sources / AFP

Además del verde predominante en el coche, donde se destaca el nombre del -principal auspiciante -la firma estadounidense TI Cognizant-, el chasis presenta una franja magenta a los costados por BWT. Su motor, en tanto, es un Mercedes-AMG F1 M12 E Performance turboalimentado con recuperación de energía híbrida.

El parecido con el Mercedes, como ocurrió en 2020, no pasó desapercibido para los fanáticos. En el chat de YouTube donde podían opinar durante la presentación, así como en las redes sociales, calificaron al Aston Martin como "el Mercedes verde". Incluso, algunos bromearon con que parecía una sandía, por el juego de colores entre el verde y el rosa.

Dueño de victorias como la de las 24 Horas de Le Mans de 1959, Aston Martin adquirió fama mundial al proveer los automóviles para las películas de James Bond, por lo que no sorprendió que de la presentación del equipo de Fórmula 1 participara el actor Daniel Craig.

Mirá también