Deportes

De los juveniles a la intensidad, el Boca de Sebastián Battaglia se fortalece con un sello propio y distintivo

De los juveniles a la intensidad, el Boca de Sebastián Battaglia se fortalece con un sello propio y distintivo

Fue un partido raro el que jugó Boca Juniors en Tucumán: pasó de hacer un gran primer tiempo, tal vez el mejor desde que Sebastián Battaglia es el entrenador, a sufrir hasta el final por los infinitos envíos aéreos de Atlético Tucumán. Pero ganó el Xeneize y está invicto con el nuevo DT: ganó 4 y empató 2; sumó 14 de los 18 puntos en disputa.

Y hay algo más que la cosecha de puntos: la idea de Battaglia está aflorando. Se notó nítida en la etapa inicial: fue un equipo intenso, con muchas sociedades y con futbolistas de diferentes edades. Ahí hay una búsqueda y es incorporar a los más jóvenes. Por eso se eligió a Sebastián, que estaba trabajando en la Reserva, para reemplazar a Miguel Angel Russo. El que asomó en Tucumán fue Rodrigo Montes, un volante con talento y sacrificio que tuvo su bautismo con gol.

De los muchos y buenos mediocampistas que tiene Boca en la Reserva, quizás el menos renombrado sea Montes. Se habla de Varela, Medina, Almendra y hasta de Vicente Taborda, que metió el gol de Boca en el empate 1-1 de la Reserva.

Rodrigo Montes celebra su primer gol en Primera. Foto Marcelo Carroll (enviado especial)

Rodrigo Montes celebra su primer gol en Primera. Foto Marcelo Carroll (enviado especial)

Montes debutó contra Banfield en el partido que jugaron todos los juveniles porque el plantel profesional estaba aislado tras el escándalo ante Atlético Mineiro por la Copa Libertadores en Belo Horizonte. Fue de los más destacados aquella vez. Pero no había tenido más oportunidades hasta anoche.

El mediocampista nació en el barrio Mutual Chacra, Córdoba, el 3 de abril del 2000 y tiene como ídolo a Juan Román Riquelme. Así lo contó su padre tras el debut del chico contra el Taladro. El juvenil llegó a Boca a los 13 años y en junio de este año firmó contrato hasta 2025. “Desde chico espero este momento y me tocó hoy”, soltó con timidez Montes. Y siguió: “En mi pueblo de Córdoba deben estar re contentos por mi gol. Al principio estaba medio nervioso, aunque después me acomodé y pude ayudar al equipo”.

Los 11 de Boca que jugaron tal vez el mejor primer tiempo del ciclo Battaglia. Foto Marcelo Carroll (enviado especial)

Los 11 de Boca que jugaron tal vez el mejor primer tiempo del ciclo Battaglia. Foto Marcelo Carroll (enviado especial)

La inclusión de juveniles no es la única virtud de Battaglia: está ampliando el abanico de posibilidades. En el José Fierro reaparecieron con buen nivel Orsini, Pavón, Cardona, Fabra, Pavón y Lisandro López. “Estoy contento con el gol. Yo entreno para jugar y Sebastián lo sabe bien. No voy a mentir: me mata no jugar; me mata sentarme en el banco y ver a mis compañeros dejando todo. Pero lo digo y hago con todo respeto”, dijo Licha tras el triunfo 2 a 1.