Deportes

La magia vudú de mamá, la historia detrás del insulto de Zlatan Ibrahimovic que volvió loco a Romelu Lukaku

La magia vudú de mamá, la historia detrás del insulto de Zlatan Ibrahimovic que volvió loco a Romelu Lukaku

La imagen de Zlatan Ibrahimovic y Romelu Lukaku enfrentados cara a cara en pleno partido entre Inter y Milan por la Copa de Italia, dio la vuelta al mundo. El resultado (2-1 para los neroazzurri) quedó en un segundo plano luego de la tremenda pelea que protagonizaron dos de los mejores delanteros del mundo que, más allá de que duró sólo unos segundos, alcanzó para que se atacaran con hirientes frases mientras eran separados por sus compañeros.

En ese intercambio, uno de los insultos más llamativos fue el que utilizó el sueco, quien en plena calentura, le disparó: "Andá a hacer tus rituales vudú de mierda, burrito. Llamá a tu mamá y hacé tus rituales vudú de mierda". Si bien en el momento pareció un insulto más, lo cierto que es hay una particular historia detrás de esa agresión, que claramente Zlatan no olvidó.

El origen de la historia fue en el 2017, cuando Lukaku era una de las principales figuras del Everton. Decidido a retenerlo, el club inglés puso sobre la mesa una importante oferta para asegurarse su continuidad. Sin embargo, pese a que estaba todo encaminado para que se firmara el acuerdo, finalmente el belga la rechazó y fue vendido por un suculento monto al Manchester United.

Tiempo después, cuando el máximo accionista del Everton Farhad Moshiri fue consultado por el tema, reveló una particular historia que ocupó las portadas en los principales diarios europeos por esa época.

"Si te lo digo, no lo creerás. Le ofrecimos un contrato mejor y el jugador aceptó nuestros términos. Entonces pasó lo inimaginable... Romelu llamó a su madre, que estaba de peregrinaje a África o no sé dónde. Y por algo relacionado con el vudú le dijo que tenía que ir a Chelsea. Eso nos los dijo a nosotros".

Finalmente, Lukaku no fue a los Blues, pero la historia quedó instalada en Europa y, claramente, también en la memoria de Ibrahimovic. Poco tiempo después de su llegada al Manchester United, el belga compartió equipo con Zlatan, y en aquel momento también protagonizaron un cruce en pleno entrenamiento tras una disputa de una pelota aérea.

De cualquier manera, hasta el cruce de ayer, la relación entre los dos parecía haber quedado en buenos términos tras sus respectivas salidas del United. De hecho, Lukaku lo elogió más de una vez.

Pero con la clara intención de hacer calentar a su rival y, de ser posible, sacarlo de partido, Zlatan no dudó en traer nuevamente esa historia en pleno clásico de Milán.