Deportes

La Superliga Europea sigue perdiendo clubes

La Superliga Europea sigue perdiendo clubes

La Superliga Europea sigue perdiendo clubes fundadores luego de que se decidiera "suspender el proyecto", ya que también se bajaron Inter, Milan, Juventus y Atlético de Madrid.

Por el momento, los únicos dos clubes que no emitieron un comunicado en contra de la Superliga Europea son el Real Madrid, el principal impulsor de la misma, y el Barcelona, aunque la dirigencia culé había señalado en su momento que los socios decidirían si se sumaban a la competencia o no.

"El Consejo de Administración del Atlético de Madrid, reunido este miércoles por la mañana, ha decidido comunicar formalmente a la Superliga y al resto de clubes fundadores su decisión de no formalizar finalmente su adhesión al proyecto", comunicó de manera oficial el Atlético de Madrid.

La decisión del "Colchonero", como así también de los tres equipos italianos, se da luego de que se fueron de la competición los ingleses de Manchester City, Manchester United, Liverpool, Arsenal, Chelsea y Tottenham.

Los clubes italianos también tenían un peso fuerte en el armado de la Superliga, con Juventus a la cabeza, y el Inter confirmó que ya no "forma parte del proyecto de la Superliga".

"Siempre estamos comprometidos a brindarles a los aficionados la mejor experiencia futbolística; la innovación y la inclusión han sido parte de nuestro ADN desde nuestra fundación. Nuestro compromiso con todas las partes interesadas para mejorar la industria del fútbol nunca cambiará", afirmó el club que tiene como vicepresidente al argentino Javier Zanetti.

Juventus fue uno de los clubes más apuntados por la creación de la Superliga, sobre todo porque el presidente Andrea Agnelli es el vice de ella.

"El club conoce la petición y la intención de algunos clubes de rescindir el proyecto, aunque los procedimientos previstos en el acuerdo todavía no se han completado. En este contexto, la Juventus, aunque siga convencida de la validez de los fundamentos deportivos, comerciales y legales del proyecto, considera que, en la actualidad, el mismo presenta posibilidades reducidas de ser llevado a cabo en la forma con la que se concibió", afirmó la "Vecchia Signora".

En este especie de cisma que sacude al fútbol del Viejo Continente, el Milan también afianzó su idea de una modificación en el fútbol europeo, pero aclaró que "el cambio no siempre es fácil".

"El cambio no siempre es fácil, pero la evolución es necesaria para el progreso, y las estructuras del fútbol europeo han evolucionado y cambiado a lo largo de las décadas. Sin embargo, las voces y las preocupaciones de los aficionados de todo el mundo se han expresado claramente sobre la Superliga, y el AC Milán debe ser sensible a la voz de los amantes de este maravilloso deporte", agregó.

Suscribite a nuestro newsletter