Deportes

Subastan por 75 mil dólares la cinta de capitán que Cristiano Ronaldo tiró de bronca después de que no le cobraran un gol en Serbia

Subastan por 75 mil dólares la cinta de capitán que Cristiano Ronaldo tiró de bronca después de que no le cobraran un gol en Serbia

La cinta de capitán que un indignadísimo Cristiano Ronaldo arrojó al césped en el partido entre Portugal y Serbia el pasado 27 de marzo en Belgrado después de que no le convalidaran un gol -la pelota había traspasado la línea y el árbitro, sin ayuda del VAR no lo percibió- fue vendida este viernes por 75 mil dólares en una subasta con fines humanitarios.

El dinero será destinado para el tratamiento médico de un niño serbio de seis meses que padece atrofia muscular espinal y necesita asistencia médica en el extranjero.

"La subasta humanitaria por el brazalete de capitán de Cristiano Ronaldo acaba de terminar con la brillante cifra de 7,5 millones de dinares (...)", anunció en Twitter Jovan Simic, fundador de la organización Juntos por la Vida, que ayuda a niños con enfermedades graves.

Djordje Vukicevic, el bombero que recogió la cinta de capitán de Cristiano Ronaldo. Foto: REUTERS/Marko Djurica

Djordje Vukicevic, el bombero que recogió la cinta de capitán de Cristiano Ronaldo. Foto: REUTERS/Marko Djurica

Simic agradeció especialmente al bombero Djordje Vukicevic haber recogió el brazalete de capitán en el estadio después del partido y ofrecerlo a la organización humanitaria para obtener dinero para la operación del menor.

El Serbia-Portugal, clasificatorio para Qatar 2022, acabó con empate (2-2) y una enorme polémica después de que el árbitro anulara en el tiempo añadido un gol aparentemente legal de Ronaldo.

Aleksandar Djuridjevic y su hijo Gavrilo, el chico que podrá ser tratado gracias a la subasta de la cinta de capitán de Cristiano Ronaldo. Foto. REUTERS/Fedja Grulovic

Aleksandar Djuridjevic y su hijo Gavrilo, el chico que podrá ser tratado gracias a la subasta de la cinta de capitán de Cristiano Ronaldo. Foto. REUTERS/Fedja Grulovic

El balón parece cruzar la línea de gol y el tanto habría dado la victoria a los lusos. La ausencia del VAR en dicho compromiso hizo que la injusticia no pudiera revertirse a través de la tecnología.

La indignación mostrada por el capitán de la selección portuguesa, que recibió una amarilla por protestar, le llevó a tirar el brazalete de su selección al suelo.

Fuente: EFE

Mirá también