Deportes

Tenis: el ATP de Córdoba llega sin público pero con dudas

Tenis: el ATP de Córdoba llega sin público pero con dudas

La presencia de Diego Schwartzman y del resto de los mejores jugadores argentinos -Guido Pella y el cordobés Juan Ignacio Londero fueron los otros dos nombrados-, la incógnita sobre el chileno Cristian Garín, campeón del año pasado, por su lesión en la muñeca izquierda que lo marginará de Australia, la buena relación que existe con el resto de los torneos de la gira latinoamericana aunque ello no implica trabajar en conjunto para atraer a las mejores figuras posibles, el anuncio de que no habrá público en las tribunas y de que los tenistas deberán moverse en una burbuja (“Del hotel a la cancha y de la cancha al hotel”, según se indicó) y la certeza de los organizadores de que lo más importante es que la competencia se realice en tiempos de pandemia fueron los puntos más relevantes marcados en la libreta tras la presentación formal del Abierto de Córdoba, una de las dos paradas del circuito de la ATP que tiene Argentina y que se jugará desde el 22 de febrero. En el anuncio virtual estuvieron el ex basquetbolista Héctor Campana, director de la Agencia Córdoba Deportes, y Mariano Ink, director del torneo cuya tercera edición se jugará una vez más en el predio del estadio Mario Alberto Kempes.

Los jugadores del ATP 250 deberán entrar a Argentina con un PCR negativo y una vez que lleguen a Córdoba entrarán en una burbuja armada por la organización y el gobierno local. ¿Qué ocurrirá si alguien rompe el protocolo? "Al tenista se lo descalificará y recibirá una multa económica. El castigo tiene que ser duro porque aquel que no respeta el protocolo pone en riesgo a toda la comunidad", aseveró Ink.

Por decisión de la ATP, Córdoba también deberá reducir la bolsa de premios casi a la mitad de lo que entregó en 2020. Ahora habrá 334 mil dólares a repartir cuando el año pasado Garín se llevó poco más de 91 mil de los 624 mil dólares que hubo.

En condiciones normales el estadio central tendría una capacidad para 4.600 espectadores. En 2021 también se montarán tribunas tubulares pero más pequeñas como para que los acompañantes de los jugadores (dos por cada uno), los invitados y la prensa, por ejemplo, puedan sentarse respetando el distanciamiento social. “Por el momento no se venderán entradas. Si la situación sanitaria en la provincia y en el país mejora y se permite el ingreso de un número reducido de gente sin alterar la estructura, haremos el intento. Pero no nos desespera. Tuvimos una buena participación del público en las ediciones anteriores y lo vamos a extrañar, pero tenemos que tener cuidado”, cerró Ink.

Mirá también