Deportes

Una idea de Horacio de la Peña y un contrato millonario que le darán aire al tenis en Sudamérica

Una idea de Horacio de la Peña y un contrato millonario que le darán aire al tenis en Sudamérica

En aquellos años fueron las Copas Ericsson y Petrobras. Se trató de una serie de torneos challengers que se jugaron entre 1997 y 2001 y entre 2004 y 2011 en Latinoamérica. Desde ellos dieron el salto al circuito grande de la ATP varios de los mejores jugadores de la llamada Legión argentina, los chilenos Nicolás Massú y Fernando González, el ecuatoriano Nicolás Lapentti y hasta Juan Martín del Potro, por ejemplo. En 2021 aquella experiencia que favoreció a tantos tenistas se repetirá de la mano de Horacio de la Peña, 31° del ranking en 1987 que lleva 16 años radicado en Chile.

Históricamente el grave problema de los jugadores de segundo y tercer nivel de la región es la falta de dinero para competir en Europa y Estados Unidos. La escasez de torneos en Latinoamérica obliga a grandes inversiones. Y a falta de resultados, a tomar decisiones drásticas como, incluso, dejar el tenis.

Entonces De la Peña llevó adelante lo que muchos pensaron pero nunca concretaron: se reunió con un representante de la multinacional Unilever que le prometió el dinero necesario para financiar la gira (más de 1 millón de dólares) al menos por dos años y en todos los países sudamericanos -con excepción de Venezuela- se jugarán 36 torneos (12 challengers y 12 M15 para varones y 12 W15 para mujeres) a partir de febrero en un circuito programado para, incluso, respetar los protocolos de burbujas en caso de que el coronavirus no ceda.

Una vez que se aseguró el apoyo económico, De la Peña se comunicó con la ATP y la WTA y la Federación Internacional de Tenis para solicitar apoyo y fechas. Con el OKde las tres entidades, ahora cada país deberá organizar sus torneos que, en su mayor parte, se jugarán en canchas de polvo de ladrillo aunque no se descarta utilizar otra superficie.

La idea tuvo el aval inmediato de los dirigentes de la región y la Confederación Sudamericana de Tenis, por ejemplo, acordó capacitar a los jugadores participantes dándoles instrucciones sobre doping, apuestas, el manejo con la prensa y la relación con los auspiciantes. Pero además ex jugadores como el brasileño Gustavo Kuerten, Agustín Calleri y Mariano Zabaleta (presidente y vicepresidente de la Asociación Argentina de Tenis, respectivamente), el colombiano Santiago Giraldo, el propio Nicolás Lapentti, el peruano Luis Horna y la tucumana Mercedes Paz y hasta tenistas en actividad como el boliviano Hugo Dellien y el uruguayo Pablo Cuevas entre otros, dieron su apoyo explícito.

En tiempos complicados para el deporte en general y el tenis en particular, las ideas motorizan una recuperación que es necesaria y, en algún punto, hasta vital. Sólo hace falta decisión para llevarlas adelante. De la Peña la tuvo. Pronto empezarán a verse los resultados.