Economía

Cumbre en Olivos: Alberto Fernández medió entre Miguel Pesce y Martín Guzmán y habrá medidas para que ingresen dólares del campo

Cumbre en Olivos: Alberto Fernández medió entre Miguel Pesce y Martín Guzmán y habrá medidas para que ingresen dólares del campo

La semana pasada estuvo cargada de cruces y rumores de cambios en el Gabinete que incluyeron hasta presentaciones de renuncias de algún funcionario. Lo agitado que vivió el mercado financiero tras el reforzamiento del cepo también se sintió puertas adentro del Gobierno.

Por un lado, dentro del gabinete económico se vivió la sensación de que la pulseada entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, no quedó saldada, tras la decisión de reforzar el cepo cambiario.

La decisión que se adoptó era defendida por el BCRA y resistida por Guzmán, que abogaba más por un posible desdoblamiento en el mercado cambiario.

Pero aún así, la reacción del mercado, esperable para los primeros días pero que persistió hasta el viernes, que sigue evidenciando una reacción negativa, llevó nerviosismo y cruces que también incluyeron a la ANSeS a cargo de María Fernanda Raverta. Más aún Pesce apuntó a la funcionaria de la ANSeS y por ese hecho estuvo bajo ataque. Raverta pertenece a La Cámpora y Pesce al círculo íntimo de Alberto Fernández.

Con los ánimos caldeados, Alberto Fernández recibió el sábado en la quinta presidencial de Olivos a buena parte del equipo económico para limar asperezas, mediar entre los principales referentes, alinear conceptos y definir anuncios de relevancia para la exportación, entre otros que prepara el Gobierno.

A las 18, mientras la lluvia del sábado daba una tregua y salía el sol, se hizo el encuentro al que asistieron, además de Guzmán y Pesce, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vice jefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá; y el secretario de Asuntos Estratégicos de Presidencia, Gustavo Béliz.

La reunión fue amplia, con intercambios que incluyeron el plano monetario, el cambiario y también el fiscal. Lo más relevante que se trabajó fue un anuncio para que el agro (también la minería y el sector de la energía) liquide divisas e ingresen los ansiados dólares a las reservas internacionales, según pudo reconstruir Clarín.

“Lo que se busca es brindar reglas de juego que impidan que esos sectores queden dañados por el esquema de regulaciones cambiarias”, especificaron fuentes oficiales. Una posibilidad que venía en estudio era la de modificar de manera parcial el esquema de retenciones vigente, con incentivos a generar exportaciones adicionales, precisamente, uno de los ejes de la recuperación económica para el año próximo según consta en el Presupuesto 2021.

Es que en el Gobierno saben que con el valor de los dólares financieros arriba de los $ 140, el solidario en $ 132 y el dólar oficial que orilla los $ 80, el tipo de cambio que reciben los exportadores de soja está en torno a $ 50, una vez que se aplica el 33% de las retenciones.

Fuentes oficiales confiaron a este diario que de la cosecha de soja de 49 millones de toneladas de la campaña 2019 se lleva vendido poco más de la mitad: en concreto, un 64%.

Además, que es muy elevada la cantidad que ya se vendió pero que aún no tiene precio. “Los productores entregaron ´a fijar´ y todavía no lo hicieron. Ese porcentaje con precio aún no fijado supera a cosechas anteriores”, contaron desde otro sector del Gobierno.

Con todo esto calculan en los pasillos oficiales la cantidad de dólares que aún podrían ingresar al país durante 2020: con el ritmo de ventas actuales, hasta fin de año faltan liquidar unos US$ 7.200 millones.

Además de medidas para incentivar la liquidación, esta semana se anunciará también el Fondo de Compensación para el sector agrícola, una decisión que si bien ya estaba incluída en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, se fue demorando su aplicación. Implica devolución de retenciones para productores de soja de hasta 1.000 toneladas.

En lo que hace al aspecto puramente monetario, y tras las críticas en la comunicación de las últimas medidas, en la reunión del sábado en Olivos se estableció que el Banco Central comunicará “muy específicamente cómo se va a manejar la política monetaria”. Se concretará a través de un comunicado luego de la reunión del Directorio, que se da los jueves en la autoridad monetaria, se especificó.