Economía

El algoritmo de Rappi, diseñado por talentos argentinos

El algoritmo de Rappi, diseñado por talentos argentinos

Rappi, el unicornio colombiano nacido en Bogotá en 2015 de la mano de tres amigos, Simón Borrero, Sebastián Mejía y Felipe Villamarín, ha desarrollado un hub con desarrolladores argentinos para sus cada vez más sofisticados algoritmos. La otra novedad es que está buscando 100 nuevas posiciones de expertos en Sistemas. Rappi llegó a la Argentina en 2018 y ya emplea a 20.000 personas. Tiene como clientes a 15.000 comercios a los que les cobra por venta concretada una comisión cuyo tope es 18%. La app que se considera a sí misma una compañía de tecnología está en más de 200 ciudades en la región. Matías Casoy, CEO de Rappi para el Cono Sur, señaló que acaban de desembarcar en Salta y llegarán a otras localidades. Ya tienen presencia en Capital Federal y el conurbano, Córdoba, La Plata, Mar del Plata, Mendoza, Rosario, y Tucumán. Contabilizan más de cuatro millones de personas en el país registradas en la app que suma servicios, desde personal shoppers en los supermercados a ventas de pasajes de avión y el envío de dinero en efectivo. En el país emplea 400 profesionales y en su hub cuenta con ingenieros, testers y dan soporte a las necesidades tecnológicas de toda la región.

Con una inversión de US$ 5 millones para el desarrollo y lanzamiento de una leche de cacao, Adecoagro apuesta a reposicionar la marca Las Tres Niñas, nacida en 1960 en la Argentina y que esta líder en el negocio agroindustrial le compró a SanCor. En 2019 incorporaron dos plantas de procesamiento de leche para llegar directamente al consumidor. La leche con cacao se produce en Chivilcoy con tecnología de punta para la producción de leches fluidas, yogures y leches saborizadas. La planta estaba inactiva desde hacía más de 6 meses e incorporaron a 120 personas. Por cierto, Las Tres Niñas siempre estuvo vinculada a la innovación en la industria láctea con la comercialización de la primera leche larga vida en formato tetra brik. Adecoagro, a su vez, nació en 2002 de la mano de un grupo de emprendedores argentinos. Tiene presencia en Argentina, Uruguay y Brasil. Y es líder en producción de azúcar, etanol, arroz elaborado, leche, maní, maíz, soja, trigo y girasol. Cotiza en la Bolsa de Nueva York y emplea a 8.500 personas.

Hace ya unos años que SMS, la consultora de servicios de auditoría, asesoramiento fiscal y hasta de compraventa de compañías que tiene a Pablo San Martín como socio fundador, decidió expandirse por la región. Tiene presencia en 21 países, con 60 oficinas y abarca a 1.800 profesionales. La novedad es que acaba de desembarcar en Egipto de la mano de su flamante alianza con el estudio Haggag & Partners, con base en El Cairo.

El negocio de la logística es uno de los grandes ganadores de la pandemia y Argentina es un ejemplo, a tal punto que desembarcan compañías de otros países como la peruana Chazki, que acaba de recibir una inyección de capitales del Grupo Falabella. Chazki, con 200 personas en su plantel, dice que realiza 9 millones de envíos por año y atiende en la región a más de 650 clientes corporativos. Con una inversión cercana a US$2millones, abrió oficinas y plantas en Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Sus principales clientes son Mercado Libre, Walmart, Amazon, Nestlé, entre otros. Precisamente, según una investigación de Retargetly, las categorías ligadas al hogar fueron las de mayor venta online durante la pandemia y entre ellas los productos tecnológicos y electro, con un crecimiento promedio de un 158% en un año, si se lo compara con el 2019 prepandemia.

Con la presencia de Alberto Fernández junto a Axel Kicillof y una comitiva de intendentes, pasó inadvertido que BGH fabricara tras una inversión de US$1 millón computadoras en el predio que la empresa posee en la bonaerense Carlos Spegazzini. Las computadoras son para el “Plan Juana Manso”, lanzado para las escuelas públicas de todo el país. Para la fabricación contrataron a 100 personas que se suman a un plantel de 150. Trabajarán en tres turnos y fabricarán alrededor de 50.000 computadoras por mes. BGH, junto con su socio brasileño Positivo, logró posicionarse como líder de ventas del mercado de computadoras en el país y también en Uruguay. En 2014 instaló su propia planta en Ruanda y en 2016 en Kenia, donde introdujo computadoras para el sector educativo. La compañía emplea a más de 1.500 personas y también tiene operaciones en Chile, Perú, Colombia, Brasil, Guatemala y Estados Unidos. BGH, las siglas que resumen el nombre del fundador Boris Garfunkel hijo, arrancó en 1913 como una empresa familiar de venta mayorista de productos de ferretería. La compañía pertenece hoy a las familias Teubal y Hojman.