Economía

El Banco Central recibe US$ 300 millones de organismos, pero paga US$ 430 millones al FMI

El Banco Central recibe US$ 300 millones de organismos, pero paga US$ 430 millones al FMI

El Banco Central tendrá un pequeño respiro cuando ingresen entre hoy y mañana US$290 millones de organismos multilaterales. Los fondos servirán para reforzar el stock de reservas después de las fuertes ventas de esta semana para contener el dólar, pero el alivio será pasajero ya que este mismo jueves se irán US$ 430 millones con destino al FMI.

Según fuentes oficiales, ya entraron a las arcas de la autoridad monetaria US$ 201 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y mañana ingresarán US$ 75 millones del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y US$ 14 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

Se trata de fondos de libre disponibilidad, que no serán aportados para proyectos concretos como obras de infraestructura, por ejemplo, sino que podrán ser utilizados en forma discrecional por el Tesoro, aunque se espera que sean destinados a cancelar vencimientos por US$ 549 millones del último trimestre con dichos organismos.

Al mismo tiempo, el BCRA terminará de girar este jueves al FMI US$ 389 millones de intereses y US$ 39 millones por el uso de la cuota de derechos especiales de giro (DEG), tal como anticipó el domingo Clarín. Ambos compromisos vencieron el lunes en medio de las negociaciones con el organismo en Roma durante la cumbre del G20.

Las reservas del Banco Central deberán afrontar además las presiones dolarizadoras. Esta semana vendió US$ 230 millones en el mercado único de cambios, por encima de los casi US$300 millones vendidos la semana pasada. Así, el BCRA se desprendió de más de la mitad de los US$ 800 millones que había recomprado en octubre tras restringir las importaciones.

A principios del mes pasado, el Central limitó el pago anticipado de compras externas, una medida que finalmente flexibilizó la semana pasada. "Luego de la frenada que pegó con los controles, el BCRA está volviendo a perder reservas, pero como era de esperarse previo a las generales, fue una reversión a medias", dijo Victor Ruilova, economista de Econviews.

La fuente que absorberá más dólares, sin embargo, son los compromisos de deuda. De acá a fin de año, habrá que pagar US$ 3.600 millones, de los cuales US$ 1.880 millones corresponden a un vencimiento de capital con el Fondo en diciembre. Y, luego, en el primer trimestre de 2022 restan cancelar US$ 5.500 millones a los organismos internacionales, incluyendo el Club de París.

En ese marco, en los últimos días surgieron rumores en el entorno de la Casa Rosada sobre la posibilidad de explorar mecanismos para posponer pagos hasta alcanzar un acuerdo en marzo. Pero la opción fue descartada tanto por el ministro Economía, Martín Guzmán, como por el Fondo, que este jueves ratificó el "compromiso" de la Argentina por cumplir sus pagos.

La pérdida de dólares genera incertidumbre en los analistas, quienes estiman que el stock de reservas netas o de libre disponibilidad se reduciría a US$ 2.500 millones para fin de año o, incluso, podría terminar en terreno negativo, pese a los US$ 4.334 millones que recibió la Argentina por la reasignación de fondos del FMI y el ingreso récord de divisas por la suba del precio de la soja.

"Si bien las reservas netas (aquellas que no contemplan encajes, swaps ni pasivos con Organismos Internacionales) se encuentran en niveles bajos, alcanzan para afrontar la demanda de divisas y los vencimientos de deuda hasta febrero. Los DEGs recibidos se agotarían por completo antes de cubrir todos los vencimientos de deuda de febrero", dijo Juan Pablo Albornoz, analista de Ecolatina.

En cambio, según la consultora, las reservas netas serían insuficientes para afrontar los vencimientos con el FMI que rigen desde marzo en adelante. Por ello, en las últimas horas el embajador argentino ante EE.UU, Jorge Arguello, se mostró confiado en alcanzar un acuerdo con el organismo antes de marzo. Así, el Gobierno podría refinanciar pagos y sostener el nivel de reservas en 2022.