Economía

El Central encontró un atajo para que se puedan vender a mayor precio los dólares que están en el banco

El Central encontró un atajo para que se puedan vender a mayor precio los dólares que están en el banco

En la Argentina, todos quieren comprar dólares. Muchos, es sabido, para después venderlos al mejor precio. Pero con el cepo, ya casi nadie vende en un mercado oficial que atrasa. El destino casi indefectible es el blue. Al menos hasta ahora que el Gobierno pretende que los argentinos vuelquen sus dólares en la Bolsa a través de los homebanking.  

Es que las ventas en el mercado oficial pasaron de US$ 690 millones a US$ 18 millones en el último año (una caída de 97%), mientras que los ahorristas que venden para llegar a fin de mes o hacer una diferencia se retrajeron de 710.000 a 95.000 (un desplome de 85%).

Suponiendo el raro caso de tener acceso al cupo mensual, y que el consumo con tarjeta en dólares habilite la compra de los US$ 200 completos, con el dólar Bolsa ($ 143) se obtienen $ 1.300 más que con el solidario ( $ 136,5) pero con un blue que cotiza a $ 161 para quien vende, el ahorrista se hace de $ 4.900 que con el solidario. La diferencia entre el Bolsa y el blue es $ 3.600.

El dólar Bolsa, también llamado MEP, es uno de los dos mecanismos para hacerse de dólares en el mercado de capitales. El otro es el contado con liquidación, pero implica además girar las divisas al exterior ($ 155).

La operación es muy simple y requiere utilizar títulos que coticen en dólares y en pesos. Con los dólares se compra un bono en dólares y se vende ese mismo bono pero contra pesos. Se trata de una transacción instantánea.

Un punto importante es que son mecanismos legales y no existen cupos más allá de algunas trabas para la operatoria.

El Banco Central ya viene allanando el camino para facilitar que los bancos popularicen esta forma de venta de dólares: eliminó el “parking” de cinco días que regía hasta hace dos semanas.

Ese "parking" obligaba a los inversores a comprar un bono (en pesos o en dólares) y tenerlo en cartera al menos cinco días antes de poder venderlo. Dada la volatilidad de los títulos, era imposible saber a qué precio se los iba a poder vender contra pesos llegado el momento. El parking de cinco días sigue vigente pero solo para quienes quieren pasarse de pesos a dólares.

Una mayor oferta en el llamado dólar Bolsa o MEP permitiría quitarle presión al precio (que sube 98% en lo que va del año contra 30% del oficial), pero sería a costa de desabastecer aún más al mercado informal (muchos menos acceden al cupo y por ende, terminan en el blue), favoreciendo saltos abruptos, es decir, dándole más volatilidad.

Fernando Marull, de FyMA, aseguró: "Si avanzan por ese lado es formalizar el dólar financiero. Es un desdoblamiento liso y llano. Tiene que ver con la caída en el mercado oficial. Esto es que la gente había dejado de vender dólares".

"Esta medida busca recuperar esos vendedores de dólares que los tienen pero no los quieren vender al precio oficial. Están buscando un canal donde solamente hay expertos vendiendo y que lo puedan hacer por homebanking. Porque también se está secando en el dólar financiero. La prueba es que sube todos los días", completa.

Gustavo Caamaño, de Consultora Ledesma, marca que "si se concretara, el principal reconocimiento es que nadie vende en el oficial. Nadie que compra, vende en el oficial, brecha mediante, en buena parte construida dado el spread con el impuesto país y ahora el adelanto del 35%. Nadie va a vender a pérdida".

"Es el reconocimiento del fracaso de ese enfoque. Desincentivar la compra, que no lo lograste porque todos siguen comprando igual, porque con tanta incertidumbre el dólar nunca está caro lamentablemente", agrega.

"Y el objetivo sería bajarle un poco de presión al MEP, bajar un poco la brecha con los oficiales. No sabemos exactamente qué están buscando, tal vez vengan restricciones para las impo. Busquen descomprimir un  poco el Mep y cursar algo de demanda de lo que cursan por el oficial. Es una especulación. Pero es cierto que le seguís sacando oferta al blue y va a ganar más volatilidad. Descomprimís uno al costo de sumarle más volatilidad al otro", señaló.

En la previa del fin de semana largo, el dólar blue dio un salto: aumentó 9 pesos en un día y cerró a $ 167. La brecha cambiaria quedó en 116%, la más alta en tres décadas. En lo que va del mes el dólar informal aumentó 20 pesos.

¿Subieron ventas del agro? Una variable a la que el Banco Central apostaba para desinflar la brecha y volver a acumular las reservas.

"El agro bajó la liquidación a US$ 300 millones en 5 días, pero creemos que puede explicarse por la fortaleza que sigue mostrando la soja en Chicago, que incentiva a vender menos. Con la soja en Chicago subiendo y la brecha cambiaria aumentando, los incentivos parecen alinearse a que el productor no venda, por más que bajen 3 puntos las retenciones y suban un poco el dólar oficial", dice Marull.