Economía

En plena cuarentena, la Ciudad intervino la cooperadora de una escuela de Agronomía y hay polémica

En plena cuarentena, la Ciudad intervino la cooperadora de una escuela de Agronomía y hay polémica

En plena cuarentena de coronavirus y mientras las escuelas de la Ciudad permanecen cerradas, el Gobierno porteño intervino la cooperadora de la Escuela Nº4 Coronel Mayor Álvarez Thomas, en Agronomía. La comunidad escolar de el "Alva", como es conocida, es una de las más grandes de la Ciudad y tiene un servicio de comedor autogestionado.

Sus trabajadores, apoyados por un grupo de padres y madres, denuncian que la decisión se tomó en medio de la pandemia del coronavirus "con la excusa de que no se cumplió el año pasado con algunas observaciones de la auditoría".

Pero desde el Ministerio de Educación porteño dijeron a Clarín que había desde "libros contables tachados" hasta "falta de comprobantes de todo tipo". Aseguran que durante la intervención también constataron que se cobraba por el uso de la pileta a personas ajenas a la escuela.

"Hubo un incumplimiento sistemático de las normas contables dentro de la ley marco de Asociaciones Cooperadoras Ordenanza Nro. 35.514 y sus reglamentaciones posteriores y disposiciones específicas", especificaron. En los próximos días, según pudo saber Clarín, las irregularidades serán judicializadas.

Un punto central de la intervención fue la tenencia de un Fondo Común de Inversión de $ 24.487.031,63, que, dicen desde Educación, "va contra del espíritu de una Asociación Cooperadora".

Además, denuncian que se contrataron docentes dependientes del Ministerio de Educación para el desarrollo de actividades extracurriculares. Algo que también se contrapone con la normativa vigente que regula a las cooperadoras. Sin embargo, para los padres que integran la cooperadora, son todas acusaciones sin fundamento.

En el artículo 37, el Estatuto de la Cooperadora e establece que "La Asociación acepta las normas sobre fiscalización, administración, documentación y contabilidad establecidas en la Ordenanza 35.514". Con esa normativa, las autoridades educativas de la Ciudad responden la acusación de la cooperadora, que dijo a Clarín que todo fue "una venganza de (Horacio Rodríguez) Larreta", jefe de gobierno porteño.

La cooperadora de esta escuela presta servicios a su comunidad desde hace 80 años. "Gracias al trabajo de los cooperadores, se ha puesto en pie una de las escuelas con mejores condiciones de infraestructura de la Ciudad. Se destaca por tener un natatorio propio y un comedor autogestionado que brinda alimentación de calidad a los 800 alumnos que asisten en doble jornada al establecimiento", sostienen quienes la llevaban adelante.

La supuesta "venganza" a la que hacen referencia tiene que ver con una pileta. En 2017, marcan, el gobierno porteño recortó el Plan Natación "que implicó impedirles el ingreso a la pileta a los nenes y nenas del Sala de 4 del Jardín del Álvarez Thomas". La cooperadora judicializó la medida y hace pocas semanas, luego de casi dos años de litigio, el Juzgado Nº10 dictó un fallo en contra, que ordena "restablecer el derecho a aprender a nadar a dichos niños".

"En medio de la pandemia que impide el regreso a clases, personal del Gobierno de la Ciudad se hizo presente abruptamente en las instalaciones de la Escuela ubicada en Terrada 3983 y dispuso la intervención de la Cooperadora emplazando como interventor a Antonio Salum, quien lleva una larga trayectoria en hacerse”de Cooperadoras escolares", denuncian del lado de los intervenidos.

gA la vez, aseguran que el jefe de Gobierno porteño tiene una "obsesión· con esta cooperadora porque "el comedor escolar trabaja con personal propio en lugar de adquirir las viandas de los proveedores que impone el gobierno". Esa autogestión, subrayan, hace que la cooperadora tenga un de 24 millones de pesos producto.

En este punto, desde Educación de la Ciudad responden que "ese dinero deberían reinvertirlo en la escuela, ya que tienen un fondo común de inversión de 24 millones de pesos, cuando son una asociación sin fines de lucro. Deberían pagar impuestos por eso, caso contrario, incurrirían en un delito penal".

PS

Mirá también