Economía

Fraudes en las redes: cuál es la postura de los bancos y qué están haciendo para evitarlos

Fraudes en las redes: cuál es la postura de los bancos y qué están haciendo para evitarlos

Con la pandemia y la digitalización masiva que acarreó, también proliferaron las estafas en las que el propio cliente proporciona datos que lo dejan completamente vulnerables.

En muchos casos, se usan perfiles falsos en las redes sociales que sirven de señuelo para extraer información. Pero no todos los bancos coinciden sobre la mejor estrategia para combatir estos fraudes.

El Banco Galicia tomó la decisión de cortar el problema de raíz y dar de baja temporariamente sus cuentas en Instagram.

"Desde el 16 de septiembre dimos de baja temporalmente las cuentas de Banco Galicia en Instagram. El principal objetivo es resguardar a los clientes de las estafas. Por eso si contactan a una persona desde Instagram diciendo que son del banco es importante que se sepa que son ciberdelincuentes.  Seguirán habilitados los canales de Facebook y Twitter a través de mensajes directos", explicó Pedro Adamovic, CISO de Banco Galicia.

Desde el Banco Macro, por ejemplo, que viene hace meses con campañas de concientización para evitar los fraudes, reconocen que el tema está sobre la mesa y lo tienen en estudio.

"Nos preocupa que Facebook no tenga ninguna respuesta sobre cómo prevenir perfiles falsos en Instagram y claramente eso perjudica a nuestros clientes. El perjuicio no es solo monetario si no que fundamentalmente es reputacional. Si en breve no tenemos una respuesta también tomaremos la decisión de dejar Instagram”.

Son varias las entidades que están, mientras tanto, bloqueando comentarios públicos, ya que es allí donde el usuario suele volcar la información que debería ser confidencial en busca de ayuda para resolver alguna dificultad.

"Es una mafia, una verdadera organización. Como los call centers se vieron desbordados con la pandemia, la gente se volcó masivamente a las redes. Existe el temor de que se vaya contra los bancos en la Justicia. Pero además hay un debate interno entre cuánto es el potencial de negocio que puede desarrollarse y el costo en términos de imagen", explican en una entidad.

Pero en la industria hay dos posturas. "El tipo de estafas son las mismas. Pero si cerrás un canal no solucionás nada. Migran a otro. Y si un banco se baja, son más ataques para los demás. Nosotros apostamos a la prevención. Y estamos atentos todo el tiempo. Hemos encontrado hasta perfiles falsos de directivos", reconocen.

​Los canales que pueden utilizarse para los fraudes son múltiples, y aunque no excluyen el clásico recurso de la llamada telefónica, hoy también se utiliza el Whatsapp y el mail con links.

Con la comunicación remota que impone el distanciamiento, hoy puede no ser tan fácil discernir qué solicitud es razonable.

Los bancos ven una escalada de este tipo de estafas en los que la gente, mayormente por desconocimiento, proporciona claves y contraseñas.

Lo fundamental es saber que uno se mueve en cuentas oficiales, que son aquellas que llevan un tilde azul al costado.

Por eso, hay que tener en cuenta que básicamente el banco nunca va a pedirle: claves, números completos de tarjeta o de cuentas, código de seguridad de tarjetas, token o coordenadas (claves que habilitan las transferencias de dinero) o CBU (código de identificación de la cuenta para transferir dinero). Tampoco va a solicitarle una transferencia de dinero para darle un beneficio.

NE

Mirá también