Economía

Guzmán viaja mañana al G20 para reunirse con la titular del FMI

Guzmán viaja mañana al G20 para reunirse con la titular del FMI

Alberto Fernández y Martín Guzmán buscarán retomar las negociaciones con el FMI en el marco de la cumbre del G20 en Roma. Allí, esperan reunirse con la titular del organismo, Kristalina Georgieva, para destrabar el acuerdo de un programa que permita refinanciar el pago de US$ 45.000 millones.

El encuentro con Georgieva será el segundo en dos semanas, luego de las negociaciones protagonizadas por Guzmán en Washington, y tendrá como objetivo obtener alguna señal a favor de la reducción de sobretasas y la extensión del plazo del acuerdo más allá de 10 años, entre otros puntos.

El ministro de Economía viajará este miércoles hacia la ciudad italiana, en donde el jueves será parte de la reunión de ministros de Finanzas y banqueros centrales, y ese mismo día partirá el Presidente para sumarse el sábado y el domingo a la cumbre de jefes de Estado.

En ese marco, el mandatario y el jefe de Hacienda apuestan a llevarse algo más tangible de parte de Georgieva, quien hace dos semanas mostró "reservas" en cuanto a reducir los sobrecargos, una medida que para la Argentina implicaría el ahorro de US$ 10.000 millones en 10 años.

"Se está terminando de armar la agenda, la reunión de Alberto con Georgieva está confirmada", señalaron fuentes de la Casa Rosada. La idea es que Guzmán se sume en algún momento y ambos intentarán recoger apoyos de otros países en la cumbre al reclamo argentino.

La partida del ministro coincidirá con una nueva señal del Frente de Todos en un acto convocado este miércoles en Morón, al que fue invitado Alberto, en homenaje al fallecimiento de Néstor Kirchner hace 11 años y a su decisión en 2016 de cancelar US$ 9.800 millones en un solo pago al FMI.

Atento a la consigna camporista "Primero se crece, después se paga", Guzmán también intentó mostrarse más duro en los últimos días, al responsabilizar a Mauricio Macri por el endeudamiento y culpar al FMI por las demoras en cerrar un acuerdo, aunque sin incluir a Georgieva.

"Al que deberían apurar es al Fondo", dijo el domingo desde el CCK, donde agradeció por el espacio al titular del centro cultural y vocal del Instituto Patria, Tristán Bauer. Si bien aseguró que "siempre está la posibilidad de decir que no", el funcionario sabe que los tiempos juegan en contra.

La economía se aproxima a una situación crítica por las fuertes presiones cambiarias, que llevaron el viernes pasado el dólar blue al récord de $ 195. Y pese al ancla sobre la divisa y las tarifas, la inflación se mantiene en torno al 52% interanual, lo que deprime el poder adquisitivo de los ingresos.

Ese combo pone presión sobre las reservas del Banco Central, que en diciembre se usarán para pagar US$ 1.880 millones al FMI, y alienta expectativas de devaluación. Todo esto dificulta la presentación de un programa "creíble" para el organismo como para el Tesoro de EE.UU.

“La deuda del FMI, US$ 45.000 millones, es enorme. El problema, sin embargo, es que es responsabilidad de los líderes argentinos elaborar un plan macroeconómico para devolverla, y aún no lo han hecho. Dicen que ya viene uno”, dijo el martes el designado embajador de EE.UU en Argentina, Marc Stanley.

La gira oficial intentará encausar esas diferencias en un contexto desfavorable por el debilitamiento de Georgieva tras las denuncias por favoritismo a China y la propia interna en el oficialismo en torno al rumbo económico, que limita el margen de acción de la delegación argentina.

Pese a la puesta en marcha del plan "platita" tras el revés de las PASO, la mayor recaudación no evitó la caída real del gasto y en los nueve primeros meses del año el déficit primario fue del 0,32% del PBI. Si se resta el ingreso extraordinario de US$ 4.300 millones por el giro del Fondo, el rojo fue del 1,3%.

El último guarismo es un nivel similar al de 2018 y menor al de 2016 y 2017, con el que Guzmán busca mostrar que se encamina hacia el equilibrio fiscal o el déficit cero. En sus reuniones en el exterior, sostiene que el Presupuesto es el "plan" y que el acuerdo es "prioridad".

Allí, se prevé este año un desequilibrio primario del 4% y uno del 3,3% en 2022. Para el año próximo se contempla una inflación del 33% y un dólar a $ 131 a fines de diciembre. Pero tanto los inversores como los técnicos del Fondo desconfían.

Tras la cumbre del G20, el Presidente viajará a Glasgow, Escocia, donde el 1 y 2 de noviembre se celebrará la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26) y Fernández aspira a mantener un encuentro con el presidente de EE.UU, Joe Biden, el principal accionista del Fondo.