Economía

Inflación: enero se presenta más tranquilo que diciembre aunque preocupan los alimentos

Inflación: enero se presenta más tranquilo que diciembre aunque preocupan los alimentos

Tras el cierre del 2020, que dejó como saldo una inflación del 36,1%, enero se presenta algo más tranquilo que diciembre (4%), aunque persiste la preocupación por el incremento de los alimentos y bebidas, un rubro de gran peso en el indice de Precios al Consumidor (IPC) y de alto impacto entre los consumidores de menores ingresos. Con las dos primeras semanas del mes medidas, los economistas señalan que la suba de los precios podria rondar entre 3 y 3,5% en el primer mes del año.

Para la consultora Ecolatina, por ejemplo, los precios treparon 3,9% entre la primera quincena de enero y el mismo período de diciembre. Esta dinámica se explicó por las subas en algunos alimentos como carne, frutas y comidas elaboradas y por el incremento en combustibles, seguros y servicios vinculados al mantenimiento del hogar. Además, durante la primera mitad del mes el IPC núcleo, es decir aquella que no toma en cuenta las variaciones de precios estacionales, se mantuvo por encima de 4%.

Como consecuencia, la consultora proyecta que la suba de precios se ubicará en torno del 3,5% en el primer mes del año. "Esto implica una mínima desaceleración respecto a diciembre 2020, pero refleja que la suba de precios persiste en niveles muy elevados (50% anualizado)", advirtió la consultora.

“Si el tipo de cambio sigue ajustando en línea con la inflación pasada, la inercia del proceso inflacionario será aún mayor manteniendo la suba de precios en torno del 3% promedio mensual durante el primer trimestre”, explicó. Ese nivel solo podria perforarse si se refuerzan los controles o acuerdos  de precios y se desliza a menor ritmo el tipo de cambio oficial, según Ecolatina.

Según Lorenzo Sigaut Gravina, director de esa consultora “la inflación en 2021 cerraría en torno a 45%. Esto se corresponde con presiones cambiarias que reaparecerán en la previa electoral, aumentos tarifarios que van a ser impostergables al cierre del año y unas negociaciones paritarias que van a ser más dinámicas que el año pasado. Esto, en un contexto sanitario crítico pero que, a diferencia de 2020, no vendría acompañado de fuertes restricciones a la circulación y la actividad", señaló.

Federico Furiase, economista de la consultora Eco Go, prevé para enero, una suba cercana al 3,5%, “teniendo en cuenta que, los alimentos llevan un aumento acumulado en las dos primeras semanas de enero, del 2,8%”, comentó el analista. Y sobre la situación general de la variable que el Gobierno necesita sosegar, agrega: “Si el Banco Centra ajusta el deslizamiento del tipo de cambio oficial a la inflación pasada, con la tasa en el subsuelo va a ser difícil aproximarse a la inflación del 30% del Presupuesto 2021 cuando el último trimestre 2020 terminó con un ritmo anualizado de inflación del 54%”, dice.

Inflación de alta frecuencia

Inflacion


Luciano Cohan, director de la consultora Seido sostiene, en base a los datos de Alphacast,  que la inflación de enero “viene mejor que en diciembre: mas cerca de 3 que de 4% porque las dos primeras semanas estuvieron relativamente tranquilas”, dice.

"Enero no arrancó mal pero alimentos y bebidas tienen un arrastre de diciembre", dice. Respecto del potencial impacto de la suba del pan, ya anunciado por la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, Cohan señala: "Todavía no vimos en la góndolas la suba de los precios de la harina como se esta hablando.. pero si el pan aumentara entre 10 y 15%, eso impactaría en el medio punto o un poco mas en los panificados", explica.

Sobre la evolución de los precios de los alimentos, también las mediciones de la consultora LCG, muestran que este rubro presentó una inflación mensual promedio de 4,4% en las últimas 4 semanas y también 5,4% medida punta a punta (la segunda semana de enero contra la segunda semana de diciembre). Y precisó que estos niveles de precios dejan un arrastre para el resto de enero de 4%.