Economía

Lo que se dice en las mesas

Lo que se dice en las mesas

Interpretaciones y lecturas multifacética sobre el “vacuna-gate” para todos los gustos e intereses. Lo que está claro para todos es que, como suele señalar el analista Rosendo Fraga, las crisis políticas que estallan por imponderables nunca se saben cuándo y cómo terminan. Claro que se supone que en este caso todo ha sido obra de un imponderable cisne negro, porque de lo contrario se estaría frente a otro escenario. El devenir de los futuros acontecimientos confirmará o no si se trató de un ave acuática, o de otro tipo. En el mercado resumen así el último cambalache criollo y temen que las esquirlas puedan trabar la pseudo pax cambiaria y la recuperación del nivel de actividad. Al fin y al cabo eso es lo único que le interesa. Por algo el riesgo país sigue al dente. Es que como comentaban un grupo de boneros, los diálogos mantenidos con sus colegas extranjeros les dejaron entrever que los fondos que están “empomados” aún con bonos argentinos son más vendedores que compradores. No ven plafond para una recuperación de los bonos en dólares, precisamente, porque no hay compradores. Por más que todo parezca barato y una ganga, sino hay dinero fresco, no habrá mejora. Es que los fondos del exterior no vislumbran ningún catalizador. O sea, en buen romance difícil que se vea ingresar nuevo capital a la deuda argentina en dólares. Es más, no solo no quieren comprar sino que se quieren sacar de encima lo que tienen. A esto se suma que los locales tienen que vender para pagar el Impuesto a la Riqueza. Un avezado inversor recordaba el cepo anterior y por ello recomendaba pensar que como en aquellos años solo el cepo total al CCL detonaría ola de compras de inmuebles sino dejan girar dividendos. Hay un driver potencial que será el resultado de las elecciones, pero falta mucho aún. Sin embargo, le prestan mucha atención a ver hasta dónde irá la jefa del FMI, Kristalina Georgieva, contra su antecesora y hoy jefa del BCE, Christine Lagarde, por el mega préstamo a Macri (Argentina), porque los rumores en el DC dicen que habrá novedades. Encima crecen las chances de que el FMI amplíe su capital y emita miles de millones de DEG (su moneda) y Argentina, como socia, reciba una tajada por su cuotaparte, lo que no le vendría nada mal al BCRA. Y hablando del Central, los ojos en marzo puestos no solo en el pago del impuestazo sino en las compras de divisas en el MULC. Porque de lo contrario no podrá seguir interviniendo vendiendo bonos y recomprando.

Varios e interesantes encuentros virtuales en ambos lados del Atlántico hubo en estos días, destacándose entre otros el encuentro de Oxford Economics sobre la banca central en Latinoamérica, el de Natixis sobre los riesgos de la euforia actual y Asia. Pero quizás, la que tuvo una convocatoria sorprendente fue el conference call del JPMorgan sobre la burbuja de activos que convocó a miles de clientes y analistas y donde, pese a ser primer mundo, no estuvo exenta de dificultades técnicas. Algunas de las principales conclusiones fueron que: 1) No ven una burbuja amplia en el mercado de renta variable, sino más bien ciertos sectores que están experimentando un gran crecimiento, como los vehículos eléctricos y las energías renovables; 2) Ha habido un fuerte repunte en las exposiciones brutas globales en acciones. Las posiciones cortas gamma (como GameStop etc.) han aumentado, pero lo ven como un fenómeno secular ya que la actividad minorista ha aumentado; 3) Es importante vigilar el impulso de los flujos de los inversores minoristas estadounidenses, ya que parecen haber sido la fuerza impulsora de la recuperación del mercado de riesgo desde noviembre; y 4) No ven los mercados de crédito en una burbuja, pero ven que los diferenciales de crédito tienen la capacidad de moverse más ajustados desde los niveles actuales. Sobre el bitcoin dicen que superó su valor razonable de corto plazo. Un dato escuchado en el call es que los hedgies liquidaron muchos bonos y se lanzaron con fuertes apuestas cortas “short”. ¿Tsunami de GameStop? Veremos.

Suscribite a nuestro newsletter