Economía

'Plan cannabis': cómo es el proyecto que anunció Alberto Fernández para impulsar su producción

'Plan cannabis': cómo es el proyecto que anunció Alberto Fernández para impulsar su producción

Alberto Fernández eligió la apertura de sesiones ordinarias 2021 en el Congreso para anunciar el proyecto que prevé el cultivo de cannabis con fines de industrialización para uso medicinal e industrial. No recreativo.

Pero el uso "adulto", como se lo llama en la jerga de estas leyes "verdes", no estaría lejos. Todo indica que Argentina sigue los pasos de Uruguay en el manejo de estas plantas. Ahora, en lo industrial.

El "plan cannabis" que anunció el presidente se enmarca en que la industria del cannabis medicinal en el mundo triplicará el volumen de negocios en los próximos cinco años.

A grandes rasgos, el anuncio implica que -siempre con el Estado como socio- laboratorios, empresas de cosméticos o pequeños productores podrían meterse en este mundo. También apunta a que esta nueva industria nacional sea una nueva forma de traer dólares al país.

Lo primero que hay que entender es que el proyecto de cannabis industrial no es espontáneo, sino que parte de la base de lo logrado hasta ahora en el Ministerio de Salud de la Nación en cuanto a su uso medicinal. El nuevo proyecto hace que se sumen otros dos ministerios al eje cannábico: el de Desarrollo Productivo y el de Agroindustria.

"El Ministerio (de Salud) considera estratégico ampliarlo en un proyecto de ley de cannabis medicinal e industrial, porque la ley 27.350 fue totalmente insuficiente para resguardar libertades individuales y asegurar el acceso, y mucho menos lograr priorizar la cadena de valor de los usos del cannabis medicinal", explica a Clarín Marcelo Morante, líder del Programa de Investigación Médica del Cannabis y médico experto en Medicina del Dolor.

Revertir ese escenario "que se quedó corto", fue el primer gran desafío logrado en noviembre de 2020 por la actual ministra de Salud, Carla Vizzotti. También se propuso alentar la producción nacional a través de sus laboratorios nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP), y aprobó proyectos de cultivos en Misiones, San Juan, La Rioja, Río Negro e INTA Castelar. Todo en conjunto con el Consejo Consultivo Honorario, que trabaja con las ONG's -como Mamá Cultiva-, la Red de Usos Medicinales (RACME) del CONICET, universidades nacionales y el Instituto Nacional de Semillas (INASE).

Entonces, las y los pacientes que consumen por motivos medicinales ya no son alcanzados por la legislación penal. Tampoco quienes cultivan en sus casas con el mismo fin y están registrados. También se autorizó el expendio de aceites y otros derivados de la planta en farmacias autorizadas.

Ahora el Gobierno busca asegurar un producto de calidad "con el debido acompañamiento médico". Pero el plan también crearía una segunda categoría de productos, que no son farmacéuticos, ni medicinales ni de cultivo en el hogar. Por ejemplo, alimentos, bebidas, productos veterinarios, cosmética, farmacéuticos, fitopreparados o fibras. Con sello de la ANMAT. Tal como sucede en Uruguay, que el cannabis medicinal se vende en farmacias y la yerba con cannabis está en las góndolas de cualquier supermercado.

"Actualmente el Ministerio de Salud se encuentra trabajando en una resolución conjunta con INASE para lograr el germoplasma nacional y con ANMAT para generar una nueva categoría de productos derivados del cannabis. Esto llevaría a que no se tenga que importar una semilla de Estados Unidos, que tengamos nuestra semilla nacional, para favorecer la producción nacional", detalla Morante. Pero también se podría exportar la materia prima producida íntegramente en nuestras tierras.

"Esto permitiría que entren en el juego los pequeños productores, en el Norte del país, por ejemplo, que no tienen la infraestructura ni la inversión millonaria para meterse en un producto farmacéutico cannábico pero sí en uno cosmético. La industrialización permitiría agregar valor a toda la cadena productiva", sigue el experto.

Desde la Cámara Argentina de Cannabis (ArgenCann) dijeron a Clarín que el anuncio del presidente es "histórico".

"Para impulsar a la industria es urgente avanzar con decisión y de manera coordinada, contemplando abiertamente la posibilidad de exportar flor seca y el uso de derivados de cannabis -semillas, fibras, principios activos-. Esto solo será posible con las empresas y los emprendedores cómo actores protagónicos excluyentes. Argentina precisa darse una regulación de vanguardia y alinear a todas la agencias del Estado para poder desarrollar esta oportunidad integralmente y recuperar el tiempo perdido”, aseguró el presidente de esa entidad, Pablo Fazio.

AS

Mirá también