Economía

Tragedia en Lanús: los terribles detalles del choque en el que murieron dos hermanas

Tragedia en Lanús: los terribles detalles del choque en el que murieron dos hermanas

La investigación del trágico choque en el que murieron las hermanas Denis y Agustina Ojeda, de 22 y 24 años, sigue sumando datos que complican a los dos imputados, Demian Pedreira y Alberto Weber.

Pedreira (26), dueño del Audi A1 que el viernes a la madrugada impactó de lleno contra un poste de luz en Viamonte y Rivadavia, Lanús, sigue internado en el Hospital Evita de ese distrito. Tiene múltiples heridas y está consciente.

El fiscal del caso, Mariano Leguiza Capristo, lo imputó por "homicidio con dolo eventual", un delito que prevé una pena máxima de 25 años de cárcel. Se cree que él manejaba en el momento del choque.

Así quedó el auto tras el choque.

Así quedó el auto tras el choque.

Weber (28) quedó internado en el Hospital Británico. Fuentes del caso aseguraron que su estado de salud es delicado. Por el momento está imputado como "partícipe necesario".

La principal hipótesis es que iba en el asiento del acompañante, aunque para los investigadores eso no le quita responsabilidad.

"Ambos debían representarse el resultado de manejar tomando alcohol y al doble de la velocidad permitida. En los videos que ellos subieron a sus redes se ve que mientras el conductor acelera el acompañante lo aprueba. Era como un copiloto de rally", explica a Clarín una fuente con acceso a la investigación.

Y agrega: "En los videos que Pedreira subió a su cuenta de Instagram se que se van pasando un vaso con alcohol. Que uno marca el velocímetro y el otro lo alienta. En el lugar donde chocaron hay carteles que marcan que la máxima es 40. No mataron a alguien más de casualidad. No les importó nada".

Las hermanas Denis y Agustina Ojeda, víctimas fatales del accidente.

Las hermanas Denis y Agustina Ojeda, víctimas fatales del accidente.

El fiscal Leguiza Capristo, a cargo de la UFI N° 5 de Lanús, pidió la detención de Pedreira y Weber y ahora debe resolver el Juzgado de Garantías. Ambos están internados bajo custodia policial.

La instrucción quedará en manos del fiscal Dario Rodríguez, de licencia médica por coronavirus. La semana que viene se realizarían las pericias toxicológicas para determinar si ambos imputados estaban borrachos al momento del choque.

Ninguno de los dos declaró aún, impedidos por su estado de salud. Tampoco lo pudo hacer Belén Castillo (19), sobreviviente del choque.

Iban en el asiento trasero junto a las hermanas Ojeda. Está internada en Hospital Simplemente Evita, con fractura de cadera y de sus muñecas, además de otras heridas en el rostro.

Alcohol, descontrol y muerte

A través de las imágenes tomadas por cámaras de seguridad privadas y otras del municipio de Lanús, los investigadores lograron reconstruir gran parte del recorrido que hizo el Audi A1 en el que viajaban las hermanas Ojeda, Castillo y los dos acusados.

"Anduvieron por toda la ciudad. Lo que tenemos confirmado es que en Gobernador Irigoyen y Ministro Brin pasaron a buscar a Castillo. En las imágenes se ve que la joven sube por el lado del acompañante, porque el auto es tres puertas. No sabemos si adentro ya estaban las hermanas Ojeda", detalló un investigador.

A través de las imágenes se confirmó que en ese momento manejaba Weber, al que identificaron por un tatuaje que tiene en el brazo.

Minutos más tarde, otra cámara de seguridad captó el momento en el que el Audi A1 paró en una estación de servicio, en Emilio Castro y Santa Fe. Allí bajan Weber y Pedreira, apoyan una botella y un vaso en el piso y cambian de lugar dentro del coche. El dueño del coche sube del lado del conductor.

Los otros videos incorporados al expediente confirman, según fuentes de la investigación, que el coche iba a alta velocidad. "Pareciera como si el resto del tránsito fuera en cámara lenta. Además se ve que varias veces perdieron el control y estuvieron cerca de chocar", detallaron.

Los bomberos tuvieron que cortar el Audi A1 para sacar a las víctimas.

Los bomberos tuvieron que cortar el Audi A1 para sacar a las víctimas.

Voceros del caso explicaron que la Castillo llegó a identificar a Pedreira como el conductor del auto, pero aclararon que estaba en estado de shock y que esas declaraciones informales no tienen validez legal. Los bomberos que llegaron al lugar tras el choque no pudieron determinar en qué lugar del auto estaba cada uno.

La escena que encontraron fue conmocionante. "Tuvieron que cortar todo el coche para poder sacar a las víctimas. El motor salió despedido. Fue imposible acceder a la parte del velocímetro porque quedó compactado", explicó un investigador.