Mundo

El coronavirus fue la principal causa de muerte en Uruguay en lo que va del año

El coronavirus fue la principal causa de muerte en Uruguay en lo que va del año

Uruguay registró entre enero y junio 21.844 muertes, 38% más que las habituales, de los cuales el 22,4% fue a causa del coronavirus, por lo que la enfermedad desplazó a los cánceres y las enfermedades del sistema circulatorio y se posicionó como la primera causa de fallecimiento, según datos del Ministerio de Salud publicados este domingo.

Durante los primeros meses de la pandemia de coronavirus, Uruguay había logrado contener los contagios y decesos.

Sin importar la causa de muerte, la cantidad de fallecimientos era 7% menor de la esperada para un año cualquiera.

Sin embargo desde diciembre la cifra comenzó a crecer y a partir de abril el número aumentó drásticamente arrojando durante el primer semestre de 2021 un 38% más de fallecidos que los habituales, según indicaron las cifras preliminares del Ministerio de Salud Pública (MSP) recogidas por el diario uruguayo El País.

Si bien las patologías cardíacas, primer motivo de muerte entre los uruguayos en otros tiempos, también aumentaron, la cantidad de decesos a causa de la infección del nuevo coronavirus (22,4%) fue tal que se convirtió en la primera causa de muerte del país.

Franco González Mora, coordinador de la Unidad de Sociología de la Salud de la Facultad de Medicina de la UdelaR, explicó que “el exceso de mortalidad es uno de los métodos más sencillos para medir el impacto de una pandemia: se compara el recuento de muertes totales por todas las causas con la línea de base de mortalidad esperada”.

Entre el primer día de enero y el último de junio en el país hubo 21.844 defunciones, es decir, un promedio de una muerte cada menos de 12 minutos, 6.026 fallecidos más de los que debían esperarse en base al comportamiento de la mortalidad de los últimos cinco años, de acuerdo al cálculo demográfico que controla las variables.

Según informó El País, en cada mes de este año se registraron más muertes que las habituales.

En abril y mayo la cifra incluso aumentó más: 76% y 74% más muertes en números absolutos.

Por el contrario, en febrero, hubo una caída del 21% que parece explicarse por una reducción “pasajera” de las defunciones por el Covid-19, un desplome de las enfermedades del sistema circulatorio y de los accidentes de tránsito, entre otras causas.

Este “significativo” aumento de muertes hará que los fallecidos en Uruguay superen por primera vez desde que hay registros a los nacidos vivos y que, casi con seguridad, el crecimiento de la esperanza de vida al nacer se detenga e incluso caiga unos meses. Todo esto si la natalidad se comporta como muestra la tendencia y si las estadísticas oficiales, tras la depuración final, coinciden con lo observado hasta ahora.

Hasta fines de junio, el coronavirus seguía siendo el primer motivo de fallecimiento, pero, las cifras volvieron a cambiar y el exceso de muerte comenzó a acercase a valores más próximos a los esperables.

La explicación es que Uruguay aceleró su campaña de vacunación.

El área de Vigilancia en Salud de la Población del MSP reportó en junio 1.233 fallecidos a causa de la Covid-19.

De ellos, más del 44% no había recibido siquiera una dosis de la vacuna; a un tercio le había sido administrada una única dosis; el 15% había recibido las dos dosis, pero no había completado la espera de dos semanas, y solo el 7% estaba técnicamente inmunizado.

Desde el inicio de la pandemia, Uruguay registra 380.000 casos de coronavirus y 5.927 muertos a causa de la enfermedad.