Mundo

En pleno pico de la pandemia, Donald Trump anunció la apertura de fronteras pero Joe Biden confirmó que mantendrá restricciones

En pleno pico de la pandemia, Donald Trump anunció la apertura de fronteras pero Joe Biden confirmó que mantendrá restricciones

A pocas horas del traspaso de mando, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sigue complicando el terreno a su sucesor Joe Biden cada vez que puede. En la noche del lunes anunció que levantará las restricciones impuestas por el coronavirus y reabrirá las fronteras con gran parte de Europa y Brasil a partir del 26 de enero, cuando el demócrata ya estará en el poder. En pleno pico de pandemia, obligó al equipo de Biden a anunciar que continuará con la prohibición.

En un comunicado de la Casa Blanca, Trump anunció la reapertura de fronteras con gran parte de Europa y Brasil a partir del 26 de enero, levantando restricciones impuestas en marzo pasado para evitar la propagación del coronavirus. “Esta medida es la mejor manera de continuar protegiendo a los estadounidenses del covid-19 al tiempo que permite que los viajes se reanuden de manera segura”, dijo Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca.

El presidente señaló precisamente que levantarán las suspensiones de ingreso a Estados Unidos de extranjeros que hayan estado físicamente presentes en la zona Schengen (la mayoría de los países de Europa), el Reino Unido, la república de Irlanda y Brasil. Dijo además que demandará a los pasajeros que provengan de esos países un PCR negativo. El comunicado aclaró que la medida no alcanzaba a China ni a Irán “que repetidamente han fallado en cooperar con los Estados Unidos y las autoridades sanitarias estadounidenses”.

Estados Unidos sobrepasó ya los 24 millones de enfermos de coronavirus y ya está cerca de alcanzar los 400.000 muertos. En pleno invierno y tras las Fiestas de Navidad y Fin de Año, hay un pico de casos en el país y alerta por las nuevas cepas, un combo que ha obligado a que se volvieran a implantar restricciones en ciertas actividades en varios estados.

El gobierno de Biden, que asumirá este miércoles, ha hecho de la lucha contra la pandemia una de sus máximas prioridades, con un enfoque más duro basado en los consejos de su equipo de científicos. Con su orden ejecutiva, Trump volvió a dejar una herencia complicada a su sucesor, a quien acusa sin pruebas de haber hecho fraude en las elecciones del 3 de noviembre.

Por eso el equipo de Biden salió inmediatamente a anunciar que el gobierno demócrata no levantará las restricciones. La futura vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, tuiteó minutos después del anuncio de Trump que “con el empeoramiento de la pandemia y las variantes más contagiosas que emergen en el mundo, no es momento de levantar las restricciones de los viajes internacionales”, dijo. “Con el asesoramiento de nuestro equipo de médicos, la Administración no tiene intenciones de levantar esas restricciones el 26 de enero. De hecho, planeamos restringir las medidas de salud pública sobre viajes internacionales para mitigar el contagio del Covid19”.

Trump, que no reconoció su derrota, demoró la transición y no asistirá a la ceremonia de asunción, ha tomado varias decisiones que complican a su sucesor. Ha nombrado a último momento a hombres de su confianza en cargos clave y anunció, por ejemplo, el retiro de buena parte de tropas estadounidense de Afganistán sin consultar con el demócrata.

Mirá también