Mundo

La UE busca unificar las visiones sobre la enfermedad y las restricciones fronterizas

Europa mantiene un elevado nivel de transmisión comunitaria del virus.
Europa mantiene un elevado nivel de transmisión comunitaria del virus.

Los líderes de la Unión Europea (UE) inician este jueves una reunión virtual de dos días, bajo fuerte presión para resolver los problemas de la distribución de vacunas contra el coronavirus, el desafío de las variantes de la enfermedad y los controvertidos cierres fronterizos.

Esta cumbre por videoconferencia ocurre prácticamente un año después del inicio de la crisis global por la pandemia de coronavirus, y con el continente europeo azotado por una dura tercera ola de contagios.

En esta etapa, diversos países europeos enfrentan variantes del virus procedentes del Reino Unido, Sudáfrica o Brasil, y la reacción en varios de los integrantes del bloque fue reponer severas restricciones a los viajes y hasta cierres parciales de fronteras.

la mayoría de los países tienen niveles muy altos o elevados de transmisión comunitaria"

Hans Henri Kluge

La UE llegó a mandar cartas de advertencia a seis países sobre los daños que los cierres de fronteras representan para la libre circulación de personas y el intercambio comercial.

Además, cuando el continente lentamente deja atrás el invierno boreal varios países que dependen en gran medida del turismo precisan con urgencia que se restablezcan los viajes para que con la aproximación del verano las economías puedan recuperarse del golpe que representó la pandemia, señaló la agencia de noticias AFP.


El director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Henri Kluge, alertó que el coronavirus "sigue propagándose a ritmos muy elevados en toda Europa", pese a la reducción de positivos en las últimas semanas.

El directivo celebró que los nuevos casos notificados bajaron "casi a la mitad" desde finales de 2020, aunque, para ponerlo en perspectiva, resaltó que "el número de nuevos casos en Europa es ahora diez veces mayor que en mayo del año pasado".

"Y sigue siendo cierto que, en toda Europa, la mayoría de los países tienen niveles muy altos o elevados de transmisión comunitaria", puntualizó.

En este contexto, los ambiciosos planes de la UE para iniciar los planes de vacunación masiva se estrellaron contra dificultades en el acceso y distribución de las vacunas, y varias capitales en el bloque ya no esconden la urgencia en hallar una solución.

Hasta el momento la UE autorizó tres vacunas (las de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca) que requieren dos dosis, y la de Johnson & Johnson, de aplicación única, podría ser aprobada en marzo.

Dificultades iniciales de Pfizer/BioNTech hicieron encender luces de alarma, pero los retrasos de AstraZeneca motivaron una agria controversia pública entre el laboratorio y la UE.

La UE se propone vacunar al 70% de los adultos en los países del bloque hasta mediados de septiembre, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo recientemente que los laboratorios eran "asociados" en la lucha contra la pandemia.