Mundo

Murió Freddy, el perro más alto del mundo

Murió Freddy, el perro más alto del mundo

Freddy, un gran danés reconocido por el libro de los Récords Guinness como el perro más alto del mundo, falleció en Essex (Reino Unido) a la edad de 8 años y medio, informó la organización a través de un comunicado.

Con una impresionante altura de 1,30 metros parado sobre sus cuatro patas y 2,30 metros parado sobre sus patas traseras, medición utilizada por los Récords Guinness, Freddy saltó a la fama y se convirtió en una estrella publicitaria en 2016, cuando fue reconocido como el perro más grande del mundo.

Freddy fue el más pequeño de su camada y, debido a eso, no conseguía alimentarse de su madre.

Freddy fue el más pequeño de su camada y, debido a eso, no conseguía alimentarse de su madre.

Según recuerda su dueña, Claire Stoneman, Freddy fue el más pequeño de su camada y, debido a eso, no conseguía alimentarse de su madre, por lo que fue separado y adoptado dos semanas antes del tiempo recomendado

Su dueña, Claire, que vive en Leigh-on-Sea, dijo que él era "no solo el perro más alto, sino el perro con más amor y el corazón más grande".

Freddy vivía con un hermano, más pequeño que él y alimentar a ambos perros le costaba a Claire unos 800 dólares al mes. En la foto ella muestra el Récord Guinness de Freddy.

Freddy vivía con un hermano, más pequeño que él y alimentar a ambos perros le costaba a Claire unos 800 dólares al mes. En la foto ella muestra el Récord Guinness de Freddy.

Según el American Kennel Club, los grandes daneses son amigables, pacientes y confiables. La esperanza de vida media de un gran danés es de entre siete y diez años.

Claire, que vive en Leigh-on-Sea, dijo que él era "no solo el perro más alto, sino el perro con más amor y el corazón más grande".

Claire, que vive en Leigh-on-Sea, dijo que él era "no solo el perro más alto, sino el perro con más amor y el corazón más grande".

Freddy vivía con un hermano, más pequeño que él y alimentar a ambos perros le costaba a Claire unos 800 dólares al mes, con platos como carne picada para el desayuno, pollo asado con croquetas por la noche y golosinas durante todo el día.

El poseedor del título de Guinness World Records para el perro más alto de la historia fue Zeus de Otsego, Michigan, que midió 2,29 metros parado sobre sus patas traseras. Zeus murió en 2014 a la edad de 5 años.

GML