Mundo

Yakutsk: cómo sobrevivir en la ciudad más fría del mundo

Yakutsk: cómo sobrevivir en la ciudad más fría del mundo

Las temperaturas más bajas del mundo se registran durante el crudo invierno que soportan los habitantes de Yakutsk, en Siberia oriental, parte de la república rusa de Sajá-Yakutia, a 400 kilómetros del Círculo Polar Ártico.

Según informa el diario británico "The Guardian", las marcas de enero promedian 38,6 grados centígrados bajo cero, aunque, en 1891, el termómetro llegó a registrar casi el doble: un récord de 64,4 grados bajo cero.

Para poder sobrellevar las inclemencias climáticas, las casas donde viven los más de 200 mil habitantes de Yakutsk no se construyen directamente sobre el suelo -que se mantiene congelado a lo largo de todo el año- sino que se levantan encima de pilotes de concreto, sostenidos con cimientos de 15 metros de profundidad.

Contraste

El brusco cambio de temperatura del invierno al verano marca un contraste de alrededor de 30 grados centígrados. En la época estival, el sol permanece en el firmamento durante veinte horas por día y el derretimiento del hielo suele producir grandes inundaciones.

Las viviendas de Yakutsk -en Siberia, Rusia- se construyen sobre pilotes. Foto: cambio16-com

Las viviendas de Yakutsk -en Siberia, Rusia- se construyen sobre pilotes. Foto: cambio16-com

El sitio web slate.com desaconseja el uso de anteojos con marco metálico al aire libre en Yakutsk, ya que el material se congela y puede llegar a adherirse fuertemente a la piel. Además, una larga exposición a las condiciones térmicas que ofrece la zona en su temporada más fría es capaz de provocar un cuadro de fatiga y dolor en el rostro y dedos.

Un periodista de la página de Internet wired.com visitó Yakutsk y comprobó que la mejor estrategia para hacer frente al frío del lugar es salir a la calle vestido con ropa de tela muy gruesa, sombrero y tapado bien abrigados y botas de reno, un artículo costoso cuyo precio ronda los 600 dólares.

Los vehículos son estacionados en cocheras calefaccionadas, con una manta que envuelve la batería. Para evitar contratiempos, también es clave dejar encendido el motor durante la mayor parte de la jornada.

Clases en suspenso

Las autoridades municipales -consigna un artículo publicado en el sitio web The Siberian Times- contemplan la posibilidad de suspender las clases, en caso de que la temperatura oscile entre 45 y 48 grados centígrados bajo cero sin viento o llegue a fluctuar de 44 a 47 grados bajo cero con viento.

Si bien los platos típicos locales se preparan en base a carne de caballo o de reno, en invierno, los vecinos acostumbran a perforar la superficie de los ríos y lagos congelados para pescar ejemplares de stroganina y cocinar otra especialidad gastronómica muy sabrosa.

Cuando se registran las temperaturas más bajas del invierno, las autoridades de Yakutsk (Rusia oriental) deciden suspender las clases en las escuelas. Foto: trafficamerican.com

Cuando se registran las temperaturas más bajas del invierno, las autoridades de Yakutsk (Rusia oriental) deciden suspender las clases en las escuelas. Foto: trafficamerican.com