Nacional

Alternativa a la torre de Zaha en Palermo

Alternativa a la torre de Zaha en Palermo

El edificio que protagoniza este ejercicio se encuentra ubicado en un lote de esquina, en la intersección de las avenidas Del Libertador e Intendente Bullrich, frente a los bosques de Palermo.

Su implantación consiste en dos volúmenes, uno contra la medianera que toma la altura de los linderos y una torre exenta que forma una plaza peatonal y de ingreso vehicular.

Esta operación permite que ambos edificios tengan vistas a la calle y los bosques generando una zona de transición entre el espacio público y privado.

La semitorre lateral cuenta con 12 pisos con dos departamentos por planta de 2 ambientes al contrafrente y tres al frente, mientras que la torre exenta cuenta con 24 pisos con dos departamentos de 5 ambientes desde el piso 3 hasta el piso 12.

En tanto, del 12 al 24 los pisos ocupan toda la planta completa. Estos dos volúmenes están unidos en sus pisos 1 y 2 por una misma planta con balcón que vincula salas de sum y oficinas privadas.

Comentario de la cátedra

El trabajo de taller en A4 plantea abordar las problemáticas del sitio, la ciudad, la estructura, el programa, la tecnología, la densificación y las nuevas configuraciones espaciales; todo ello, dentro del marco de los objetivos observados por la FADU-UBA.

Se encuadra dentro de Vivienda en Red que involucra Universidades Latinoamericanas y del país, con las que se comparten sitios, intercambios y experiencias.

En ese marco, el proyecto realizado aborda la problemática planteada por el sitio frente al Parque de Palermo a la vera de la cuenca del arroyo Maldonado, considerando el código vigente y el espacio público como eje del ejercicio, en el solar donde se erigirá el edificio proyectado por Zaha Hadid.

Un edificio contra la medianera toma la altura de los linderos y una torre exenta se retrae para dar sitio a una plaza.

Un edificio contra la medianera toma la altura de los linderos y una torre exenta se retrae para dar sitio a una plaza.

En particular, se han estudiado paradigmas modernos indagando su pertinencia y transformación al particular; en este caso, el edificio Panedile del estudio MRAyA.

Con el impacto de la codificación y el antecedente se desarrolla el conjunto con las nuevas relaciones de programa, el talud del ferrocarril y el inicio de la secuencia del corredor bajo el terraplén que llega hasta Avenida Santa Fe.

Vista general del sitio.

Vista general del sitio.

En el trabajo de los alumnos Kendra y Nicolás se destacan el ajuste, la integración urbana con el fin de la vereda ajardinada y el paso bajo el puente hacia la Avenida Intendente Bullrich.

También, las diferencias dentro del desarrollo de altura en los programas sin que por ello afecten la unidad del proyecto resultante.

El objetivo de la ejercitación del nivel exige la verificación del oficio profesional y la síntesis de los conocimientos adquiridos. El presente trabajo es un buen ejemplo de ello.

Plantas nivel 1° a 12°.

Plantas nivel 1° a 12°.

Los autores

“Diseñar y construir arquitectura requiere tiempo y trabajo en equipo”, define Kendra Natasha Camacci (24 años).

Nicolás Andrés Guillamondegui (29 años) es de la misma idea: “Estoy disfrutando esta etapa donde todo empieza a condensarse y los cabos sueltos se empiezan a unir. También se condensan las amistades, los grupos de trabajo y los años empiezan a brindar cierto aplomo en las decisiones y criterios”.

Para su compañera, la formación que ofrece la FADU es la herramienta que los ayuda a descubrir de qué son capaces. Kendra actualmente ofrece servicios gráficos para arquitectura junto a una socia y amiga de la facultad.

“La carrera es rigurosa y exhaustiva y tiene un impacto contundente cuando se toma en serio ya que demanda tiempo y dedicación.

Al exponerse a esta clase de aprendizaje durante varios años, se logra un profundo desarrollo personal que es el camino al profesionalismo. A lo largo de la carrera pude descubrirme a mí misma, de la mano de los docentes indicados y pude construir valores que considero serán para toda la vida”, afirma.

Nicolás se define como “un apasionado de los elementos mecánicos, armador y desarmador de cosas, reparador serial”. Tiene una “profesión paralela” de camarógrafo realizador de contenidos audiovisuales, monta una moto desde hace años y navega a vela desde niño.

Nada lo detiene: en 2020 construyó una casa de adobe y piedra en San Luis.

Ficha técnica

Alumnos. Kendra Natasha Camacci y Nicolás Andrés Guillamondegui Cátedra. Taller Miranda A4 FADU - UBA Adjunto. Mg. Arq. Gonzalo Martín Etchegorry Docentes. Arqs. Nicolás Lowden y Enrico Santilli.

GB