Nacional

Coronavirus: recibió la vacuna de AstraZeneca y los pocos días se llenó de ampollas con sangre

Coronavirus: recibió la vacuna de AstraZeneca y los pocos días se llenó de ampollas con sangre

Mientras el primer ministro británico, Boris Johnson, alertó sobre una nueva ola de contagios de covid-19 en el Reino Unido para este año, y a pesar del avance del programa de vacunación inglés en el que ya se han aplicado más de 43 millones de dosis, una noticia se ganó la tapa de los diarios británicos.

Se trata de una madre que ha afirmado que sus piernas estallaron en dolorosas ampollas llenas de sangre luego de haber recibido la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca.

Sarah Beuckmann, de Glasgow , dijo que sufrió síntomas similares a los de la gripe después de recibir su primera dosis a mediados de marzo, un efecto secundario muy común. Pero la mujer de 34 años comenzó a sentir una sensación muy diferente a todo: hormigueo en las piernas solo una semana después. y notó un sarpullido alrededor de sus tobillos.

Las piernas de Beuckmann fueron la parte de su cuerpo que más se vio afectada.

Las piernas de Beuckmann fueron la parte de su cuerpo que más se vio afectada.

Según informa el Daily Mail, inmediatamente luego de eso vio que sus tobillos empezaban a ser rodeados por un sarpullido incipiente. Llamó al médico de cabecera para concertar una cita, pero esa misma tarde ya tenía ampollas en la piel. Entonces la mujer fue trasladada de urgencia al Hospital de la Universidad Queen Elizabeth. "Pensé que me iban a amputar las piernas", afirmó.

Beuckmann pasó 16 días en el hospital. Durante esa dramática internación también le aparecieron ampollas en las manos, la cara, los brazos, glúteos y espalda. Fue dada de alta para recuperarse en su casa, pero está en silla de ruedas porque le cuesta caminar debido a los vendajes en las piernas y ampollas en las plantas de los pies.

Dermatólogos especializados le explicaron al MailOnline que la mujer había sufrido una reacción extremadamente rara a la vacuna.

Beuckmann fue muy clara: instó a los británicos a vacunarse, pero dijo que contó su historia para crear conciencia, "no para asustar a la gente". Ante el cuadro clínico, su médico le recomendó que no se diera la segunda dosis debido a su reacción.

Hoy Beuckmann está en silla de ruedas sin poder moverse por las ampollas que aún tiene en las plantas de ambos pies.

Hoy Beuckmann está en silla de ruedas sin poder moverse por las ampollas que aún tiene en las plantas de ambos pies.

No está claro por qué Beuckmann recibió la vacuna, ya que la campaña en Escocia está apuntando en estos momentos a los mayores de 50 años (ella tiene menos de esa edad), por lo que se supone que la mujer podría tener problemas preexistentes o ser paciente de riesgo y por eso fue llamada para ser inoculada.

Morfina para el dolor

"Durante los primeros ocho o nueve días tomé bastante morfina, pero comencé a dejar gradualmente las sustancias más fuertes. Las ampollas están comenzando a sanar y se ven mucho mejor de lo que eran, Cuando empeoraron, al principio, fueron creciendo hasta que todas se fusionaron", dijo la mujer,que actualmente se moviliza en silla de ruedas.

Más de 33 millones de británicos, o tres de cada cinco adultos, ya han recibido al menos una dosis de una vacuna. Al menos 20 millones recibieron una inyección de AstraZeneca, que según los reguladores de medicamentos causa un sarpullido en el 1%. Las erupciones tienden a desaparecer por sí solas en una semana, lo que no fue el caso de Beuckmann, que estuvo con ese problema encima casi 20 días.

El Reino Unido comunicó ayer martes 33 nuevas muertes por Covid-19 y 2.524 contagios. El número de pacientes hospitalizados en el conjunto del país por la enfermedad se ha desplomado hasta menos de 2.000, lejos de los casi 40.000 que se llegó a alcanzar en enero pasado.