Nacional

Después de más de seis meses, este viernes vuelven a correr los caballos en el hipódromo de San Isidro

Después de más de seis meses, este viernes vuelven a correr los caballos en el hipódromo de San Isidro

Tras la reunión mantenida con autoridades de la Provincia de Buenos Aires y Lotería de la Provincia de Buenos Aires, quedó confirmado el regreso de las carreras de caballos al Hipódromo de San Isidro. El turf -que en el ámbito provincial volverá a partir del 1° de octubre- comenzará a competir desde el próximo viernes 2 y 7 de octubre en ese distrito.

Se habilitarán también las pistas de carreras en los circos de La Plata, Tandil, Azul y Dolores. Será sin público y también estarán permitidas las apuestas en las más de 200 agencias que funcionan en todo el territorio provincial.

Además, el Jockey Club Argentino resolvió mantener los premios vigentes en marzo de 2020, en las carreras condicionales. Y se mantendrán los mismos protocolos que se usaron para el regreso de la actividad en el Hipódromo de Palermo: el uso obligatorio de barbijo, sin público, y sólo podrán ingresar al predio el jockey, su entrenador y el peón.

"En líneas generales nos hemos puesto en forma más rápida de lo esperado pero lógicamente no estamos al cien por cien", contó el jockey Rodrigo Blanco quién adelantó que habrá una nueva aplicación para los fanáticos del deporte llamada "Teleturf" que permitirá apostar a través del celular.

Altair Domingos, Jockey del Hipódromo de San Isidro.

Altair Domingos, Jockey del Hipódromo de San Isidro.

El próximo gran premio será el 31 de octubre, que se corre en Suipacha, Copa de Oro, Jockey Club y el gran premio San Isidro, las cuatro carreras del grupo 1, lo máximo del turf. "Yo me he podido entrenar gracias a que en el Partido nos dejaron hacer actividad física", agregó Blanco.

En las próximas horas se comunicarán los llamados para las jornadas del viernes 2 y miércoles 7 de octubre, también el programa de llamados completo de octubre 2020, con las bolsas de premios de cada condición. Y el sistema de apuestas telefónicas, además de la forma de gestionar el PUP -Permiso Único de Ingreso y Permanencia- para que puedan concurrir al Hipódromo de San Isidro tanto los profesionales como los periodistas.

La actividad más demorada

Las carreras de caballos es una de las últimas actividades que quedan por regresar en medio de esta cuarentena. El pasado 24 de julio, gran parte del mundo del turf y los trabajadores del Hipódromo de San Isidro y sus familias realizaron una ruidosa protesta en reclamo por la reapertura del hipódromo del Partido, actividad que lleva seis meses parada.

A fines de mayo, Clarín Zonal publicó una nota confirmando que el regreso de la actividad estaba "a sólo una firma" de volver. Sin embargo que no sucedió. "No entendemos cómo no nos dejan correr con 150 caballos, si durante la semana entrenamos con 1.500. Queremos ejercer nuestro derecho a trabajar, ya no se aguanta más. Nos autoconvocamos porque queremos volver a correr", dijo en ese momento Débora Toledo, entrenadora y propietaria de la caballeriza Queen Debiss.

Débora Toledo, entrenadora y propietaria de la caballeriza Queen Debiss

Débora Toledo, entrenadora y propietaria de la caballeriza Queen Debiss

La actividad mueve alrededor de 80 mil puestos de trabajo en todo el país, entre veterinarios, peones, criadores y corredores. Según los trabajadores, un 70% de la industria empeoró su situación económica debido a la cuarentena.