Nacional

DNI no binario: qué pasará con las jubilaciones de quienes tengan género X

DNI no binario: qué pasará con las jubilaciones de quienes tengan género X

Argentina es desde este miércoles el primer país de América Latina en reconocer a las identidades no binarias. A partir del decreto 476/2021 publicado en el Boletín Oficial, las personas podrán solicitar que se las inscriba con una X en el campo de “sexo” en el DNI y el Pasaporte, y ya no tendrán que optar por las categorías F, de femenino, o M, de masculino.

La decisión administrativa, que el presidente Alberto Fernández oficializó con la entrega en Casa Rosada de los primeros documentos no binarios, responde a una demanda que los colectivos de la diversidad sostienen hace más de 9 años, cuando se sancionó la Ley 26.743 de Identidad de Género, que permitió por primera vez que la ciudadanía pudiera elegir el sexo y el nombre a figurar en sus documento oficial.

La histórica referente Diana Sacayán fue la primera persona trans en recibir su DNI, modificado según su género autopercibido: con la F y su nombre real. Muchas personas comenzaron a pedir que se incorporara otra categoría, como hoy ya existe en Alemania, Canadá, India y Estados Unidos. Sacayán murió víctima de un brutal travesticidio en 2015 a los 39 años.

Desde ahora, podrán pedir la X todas las personas “cuya identidad de género se encuentre comprendida en opciones tales como no binaria, indeterminada, no especificada, indefinida, no informada, autopercibida, no consignada; u otra opción con la que pudiera reconocerse la persona, que no se corresponda con el binario femenino/masculino”.

¿Cómo impactará en el acceso a jubilaciones y licencias, o incluso en los procesos de elecciones?

Según el artículo 12 del decreto, todos los organismos de la Administración Pública Nacional tendrán un plazo de 120 días para disponer las “adecuaciones normativas, tecnológicas y de sistemas que resulten necesarias para su efectiva implementación”.

Para Ricardo Vallarino, director ejecutivo de 100% Diversidad y Derechos, el reconocimiento de la identidad de género de las personas no binarias y de aquellas que se identifican por fuera de las normas binarias de género viene a terminar “con la imposición anticuada de las categorías masculino y femenino para todas las personas, como las únicas posibles”.

“Como todo cambio de paradigma, si se espera a tener resuelto hasta el último detalle no se puede avanzar. A veces hay que tomar decisiones pensando en la necesidad de las personas. Hay personas que estaban indocumentadas a la espera de un documento que reconociera su identidad. Se estima que en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, hay 300 personas que lo solicitaron”, detalló.

Por su parte, el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez amplió que hasta que las instituciones definan sus propias reglamentaciones lo que regirá es “el principio pro persona”, al que definió como “aquel que dice que tenés que aplicar siempre la ley de la manera más favorable para las personas”.

La edad de jubilarse

El momento de jubilación en la Argentina se define por la cantidad de años de aportes (30, salvo excepciones), y un mínimo de edad diferenciado entre hombres (65 años) y mujeres (60). ¿Qué pasará con las personas no binarias? Para Gil Domínguez, se aplicará este principio pro-persona o “se modificará la normativa jubilatoria y se establecerá lo no binario como una nueva categoría”.

Vallarino recordó en torno a este tema que en 2012, cuando se sancionó la Ley de Identidad de Género, “se decía mucho que las personas iban a cambiar de género para jubilarse antes y la verdad es que eso no pasó”.

“No es un hecho social que se haya constatado, sino que tiene que ver con resistencias y argumentos laterales que lo que no quieren es reconocer la identidad de las personas en toda su complejidad y la variabilidad de la experiencia humana, que es mucho más compleja de lo que veníamos considerando”, estableció.

GL / AS