Nacional

Edificio modelo, presos famosos y abandono: la cárcel embrujada de Estados Unidos que recibe turistas

Edificio modelo, presos famosos y abandono: la cárcel embrujada de Estados Unidos que recibe turistas

Pasar una noche en una cárcel de Estados Unidos puede ser un plan para los viajeros que buscan historias escalofriantes, edificios abandonados y posibles fantasmas.

Eastern State Penitentiary, ubicada en Filadelfia y tras más de 20 años en estado de abandono, se convirtió en una atracción turística.

Considerada una de las penitenciarias más tenebrosas de Estados Unidos, fue inaugurada en 1829 como parte de un plan para cambiar el comportamiento de los reclusos mediante el aislamiento. Su arquitectura y diseño la convirtieron en uno de los edificios más caros y replicados de ese país.

Eastern State Penitentiary desde arriba. Era un edificio de lujo que simulaba una rueda con rayos. Foto Shutterstock.

Eastern State Penitentiary desde arriba. Era un edificio de lujo que simulaba una rueda con rayos. Foto Shutterstock.

La estructura en sí era una maravilla. Tuvo agua corriente y calefacción central antes que la Casa Blanca y atraía a visitantes de todo el mundo. El Marqués de La Fayette visitó las instalaciones cuando aún estaban en construcción.

Fue diseñada a semejanza de una rueda de carro, con cinco radios partiendo del centro. En cada uno de ellos se alojaban los internos, quienes tuvieron habitaciones individuales hasta principios del siglo XX.

En 1970 se clausuró. Estuvo abandonada durante 21 años, hasta que decidieron reabrirla en 1991, con una serie de remodelaciones para convertirla en una atracción turística.

Presos famosos

Entre los presos más famosos que pasaron por Eastern State Penitentiary estuvo William Francis "Slick Willie" Sutton, uno de los ladrones de bancos más famosos de la historia estadounidense. Estuvo 11 años en esa cárcel.

Así luce una de las celdas en Eastern State Penitentiary. Los presos tenían habitaciones individuales. Foto Shutterstock.

Así luce una de las celdas en Eastern State Penitentiary. Los presos tenían habitaciones individuales. Foto Shutterstock.

En 1945, Sutton, junto con otros 11 prisioneros, escapó de Eastern State en un túnel cavado por un recluso a casi 30 metros bajo tierra. Sutton fue recapturado pocos minutos después. A lo largo de su carrera criminal, se le atribuyeron más de 50 robos a bancos, 3 fugas exitosas de la prisión y más de 30 años en la cárcel.

Morris "El rabino" Bolber entró en Eastern State en 1942, para cumplir una cadena perpetua como miembro de una red de asesinatos con arsénico. Bolber era uno de los líderes de un grupo al que apelaban mujeres que estaban dispuestas a asesinar a sus maridos para cobrar las pólizas de seguro.

El más conocido de todos fue Al Capone (Alphonse "Scarface" Capone), el jefe de la mafia de Chicago. Pasó ocho meses en Eastern State. Fue arrestado por portar un arma mortal oculta.

Mientras estuvo preso, no se limitó a tener una vida austera. Su celda tenía muebles finos, alfombras orientales y una radio. El lugar permanece intacto y se puede conocerlo.

Además de ser una de las más tenebrosas, Eastern State Penitentiary, se ganó el título de embrujada. Se dice que mientras Capone estaba preso, sufrió la persecución del espíritu de su hermano.

Un pasillo de Eastern State Penitentiary con celdas a los costados. Foto Shutterstock.

Un pasillo de Eastern State Penitentiary con celdas a los costados. Foto Shutterstock.

La penitenciaria ofrece visitas guiadas diurnas y nocturnas. En estas últimas se realizan espectáculos y aparecen atracciones terroríficas que potencian las leyendas que sostienen que los espíritus de algunos presos todavía rondan los pasillos y las celdas.

Antes o después de finalizar la visita de noche, se puede alquilar alguna de las habitaciones con techos abovedados, o espacios ocultos para compartir tragos y comida con amigos.