Nacional

El campo hará una asamblea nacional en la ruta, en medio de una fuerte tensión con el Gobierno

El campo hará una asamblea nacional en la ruta, en medio de una fuerte tensión con el Gobierno

El campo vuelve a protestar en la ruta. Será este sábado, en Armstrong, sur de Santa Fe, en el corazón agropecuario del país, a pocos kilómetros de las provincias de Buenos Aires y Córdoba. Allí se realizará el "Encuentro Nacional de Productores de Alimentos", que se había programado desde semanas atrás y fue sumando adhesiones en medio de una tensión creciente con el Gobierno.

El acto se iba a efectuar en un club de Cañada de Gómez, una localidad cercana, pero debido a los protocolos por coronavirus se trasladó de lugar. Se realizará en el cruce de las rutas 9 y 178, para poder hacerlo en un espacio abierto, en función de la expectativa de participación masiva.

“No habrá oradores, la idea es que sea un intercambio entre los dirigentes y los productores en una asamblea abierta. Cada uno de los asistentes va a tener la posibilidad de expresar sus inquietudes y problemáticas”, dijo el productor autoconvocado Iván Castelaro, uno de los organizadores.

Participarán el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, su par de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, y el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes. En tanto, en nombre de Coninagro estará Lucas Magnano, un dirigente regional de Santa Fe.

También participarán varias entidades regionales, como es el caso de la mesa de enlace de Córdoba, integrada por Javier Rotondo (CARTEZ, filial de CRA), Alejandro Buttiero de Coninagro, Alejandro Ferrero de SRA, y Agustín Pizzichini de FAA. Asimismo, confirmó su asistencia la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER), la regional de CRA en esa provincia.

Además de la catarsis, apuntan a definir un plan de acción para forzar cambios en la política agropecuaria del Gobierno. Entre los temas que más enojo generan se destacan el cepo a la carne vacuna, la intervención a los mercados de trigo y maíz, y la alta presión fiscal centrada en las retenciones y la brecha cambiaria.

Castelaro cuantificó que “en la producción de granos, de cada 100 dólares el Gobierno se lleva 70 sin poner un peso. Tenemos que pagar los costos y los demás impuestos como cualquier otro ciudadano. Aparte de eso, tenemos que reinvertir en la producción y vivir. En ganadería, hacés una inversión tremenda para ver si en 4 años te dejan exportar o no. La verdad que es inviable”.

En este escenario, “entre todos, veremos qué caminos podemos encontrar. Al final del encuentro, se hará un balance y se verá cuál es el mandato que se le pide a la Mesa de Enlace”, sostuvo Castelaro. Y no descartó que se propongan medidas de fuerza. “Quizás algunos las planteen, y se pueden llegar a votar o no”, agregó.

Otro productor autoconvocado, Ariel Bianchi, reflejó que “muchos productores que no iban a participar, ahora están muy enojados y van a asistir. Mientras que a otros les pasó al revés, y ya no quieren saber más nada con la dirigencia”. Con todo, augura “una buena concurrencia. Va a ser muy importante la asamblea, aunque diferente a lo que sucedió el 9 de julio en San Nicolás, porque eso fue algo multisectorial y esto es solamente de productores”.

Los más combativos quieren avanzar sobre la polémica legal que se abrió respecto de las retenciones, luego de que en el Congreso se rechazara el Presupuesto 2022 y por ende el Gobierno se quedara sin la facultad delegada de subir los derechos de exportación. Aunque algunos juristas explican que las retenciones siguen vigentes, podría presentarse un amparo colectivo de productores agropecuario. “Se está hablando con estudios de abogados constitucionalistas para hacer un amparo. Se verá si será colectivo o individual, pero sí queremos que todos los productores del país tengan la posibilidad de hacer un amparo contra el Gobierno nacional”, expuso Castelaro.